Los hombres homosexuales declaran haber tenido 139 amantes de media

Desfile del Orgullo Gay del año pasado. /
Desfile del Orgullo Gay del año pasado.

Un estudio del Isemu sobre la sexualidad de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales revela que este colectivo tiene dificultades para encontrar pareja estable

JORGE GARCÍA BADÍAMurcia

Las relaciones de pareja del colectivo LGTB (Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales) son mucho más estables y hay menor tasa de infidelidad que en las parejas heterosexuales. Eso sí, hasta encontrar a su media naranja la actividad sexual del colectivo LGTB es infinitamente mayor que la de cualquier hombre o mujer hetero. Son dos de la conclusiones que recoge el estudio sobre sexualidad de homosexuales, transexuales y bisexuales de la Región, que ha elaborado el área de investigación del Instituto Sexológico Murciano (Isemu).

Las tasas de infidelidad de los heterosexuales rondan el 50%, mientras que entre los hombres y mujeres LGTB se sitúan entre el 39,7% y 33,3%. Hay menos 'cuernos' por un motivo: «Les cuesta mucho llegar a encontrar una pareja estable, pero luego son más fieles», detalla el director del Isemu, Jesús Rodríguez. Así lo evidencia el estudio, ya que ni hombres ni mujeres del colectivo LGTB han llegado a tener tres parejas estables, de media, a lo largo de su vida.

Ellos se plantan en 2,6 parejas y, en el momento de responder al cuestionario, menos de la mitad tenía una relación estable (46,1%). Ellas llegan a 2,9; un 55,8% de las encuestadas tienen en estos momentos una relación sentimental estable.

«La media de relaciones sexuales es una barbaridad respecto de los heterosexuales», admite Rodríguez. La media de las personas con las que se han acostado los encuestados se sitúa en 139,3, un dato que contrasta con los de ellas, que dicen haber mantenido sexo solo con diez personas.

«Otra conclusión del estudio es que está más 'penalizada' la homosexualidad femenina que la masculina». De hecho, el 65,8% de los hombres consultados se 'estrenó' con un chico, pero solo el 28% de las mujeres lo hizo con otra mujer. «Ellas siguen el canon social; el 78% tuvieron su primera relación sexual con un hombre. Les cuesta más superar la presión social para disfrutar de su verdadera orientación y su sexualidad».

De otro lado, los más precoces en la masturbación son los hombres, que empezaron a practicar a los 12,8 años, mientras que ellas no lo hicieron hasta los 15,5. Así se deduce de las respuestas ofrecidas por los 144 encuestados, con una media de edad de 31,7 años, y las 56 mujeres consultadas, con una edad media de 36,5. Ambos coinciden en la edad de la primera relación sexual: los 18 años.

En cuanto a su orientación sexual, la inmensa mayoría de los encuestados dentro de este colectivo se declaran homosexuales (89%) y bisexuales (4%). Esas cifras varían con las mujeres: el 50% se consideran lesbianas y el 30% bisexuales.

Ni activos ni pasivos

Para la elaboración del estudio, el Isemu ha contado con la colaboración de No te prives y Galáctico. «Consensuamos con ellos las preguntas; el objetivo era dar visibilidad a estos colectivos y que en los centros educativos se hable de otras posibles orientaciones sexuales», destaca Rodríguez.

El director del citado instituto asistirá hoy al desfile del 'Orgullo LGTB', a partir de las 18 horas, con salida en la plaza de la Fuensanta en Murcia, para dar cuenta a los interesados del resultado del muestreo.

El documento rompe con el paradigma del homosexual activo y el pasivo, ya que el 62,3% de los consultados se declaran versátiles. «Asumen los dos roles en la cama, esto quiere decir que la tendencia es llegar a la versatilidad para alcanzar la plenitud sexual». También se han analizado los problemas de eyaculación precoz y solo el 7,2% afirma sufrirlos. En cuanto a la disfunción eréctil existe una incidencia del 9,2%.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos