Bascuñana ha vivido trece años casi sin sacar dinero y Hacienda intuye «ingresos ocultos»

Joaquín Bascuñana, el año pasado, tras declarar como imputado por el 'caso Novo Carthago'. /
Joaquín Bascuñana, el año pasado, tras declarar como imputado por el 'caso Novo Carthago'.

El delegado del Gobierno ha pasado años enteros sin extraer un euro, algo que la Agencia Tributaria considera «anómalo e incomprensible»

RICARDO FERNÁNDEZ

El exconcejal de Molina de Segura, exsenador, exconsejero del Ejecutivo murciano y actual delegado del Gobierno, Joaquín Bascuñana, forma parte del exclusivo grupo de políticos del PP en la Región que son capaces de vivir sin gastar un euro en efectivo. Y no durante días o semanas, ni siquiera durante meses, sino incluso durante largos años. Ni un euro en efectivo para pagar una caña o un café, comprar el pan o el periódico, darle la paga a las hijas, adquirir un cupón de la ONCE o echar una quiniela...

2001

300 euros: Saca en dos ocasiones.

2002

3.830 euros: De junio a diciembre nada.

2003

0 euros

2004

3.160 euros: Una extracción el 20 de septiembre

2005

963 euros: Diez meses sin sacar.

2006

9.810 euros: De enero a junio, nada.

2007

12.380 euros: De febrero a octubre, no.

2008

3.690 euros: De mayo a septiembre no hay retiradas.

2009

7.200 euros: Seis meses sin sacar.

2010

9.000 euros: Saca 1.000 cada mes.

2011

2.450 euros: Saca en mayo, junio y diciembre.

2012

0 euros.

2013

2.600 euros: Hasta julio no realiza ni una extracción.

De la pertenencia a ese club ya habían trascendido los nombres de un exconcejal del Ayuntamiento de Murcia, Fernando Berbebera, y de quien fue su jefe y hoy sigue siendo alcalde, Miguel Ángel Cámara, pues informes realizados por la Agencia Tributaria con motivo del 'caso Umbra' ya pusieron de manifiesto, meses atrás, que habían vivido durante varios años sin sacar un euro en efectivo de sus cuentas. Ahora, otro informe de los inspectores fiscales, integrado en las diligencias del 'caso Novo Carthago', acaba de desvelar eso mismo acerca del delegado del Gobierno, Joaquín Bascuñana. Con la particularidad de que si en sus dos compañeros de partido se hablaba de dos, tres o como mucho cuatro años sin visitar el cajero, en el caso de Bascuñana el periodo sospechoso abarca nada menos que trece años.

Dado que los únicos ingresos oficiales del político popular proceden de su actividad como cargo público y que su mujer no trabaja desde hace una década, sumado ello a que «no ejercen una actividad empresarial que les permita generar dinero en efectivo, resulta totalmente anómalo e incomprensible que una familia de cuatro miembros y de un nivel de renta elevado, prácticamente no retire dinero en efectivo de las cuentas bancarias para satisfacer los gastos ordinarios», relata el inspector de la Agencia Tributaria.

A 2,9 euros por persona y día

El periodo analizado se extiende desde 2001 a 2013, trece años en los cuales Bascuñana o sus familiares solo han acudido al cajero o al banco para sacar dinero en 45 ocasiones, esto es, entre tres y cuatro veces de media cada año. La cantidad total retirada en efectivo en ese largo periodo asciende a 55.383 euros, lo que supone una media de 4.200 euros al año, 350 euros al mes para toda la familia y una disposición media de 2,9 euros por persona y día.

Esos son los datos medios, pero con la particularidad de que a lo largo de algunos años enteros no se retiró un solo euro de las cuentas (2001, 2003 y 2012) y que en otros muchos transcurrieron largos periodos, de hasta diez meses, sin visitar el cajero o la ventanilla del banco.

El año en que más dinero en efectivo se retiró fue 2007, con 12.380 euros (una media de 1.000 euros al mes), pero incluso en este caso la familia Bascuñana estuvo sin sacar dinero desde febrero a octubre.

La situación es, en apariencia, tan anómala e inexplicable que el inspector de la Agencia Tributaria llega a la conclusión de que «el hecho de que no se retire dinero en efectivo durante meses y años evidenciaría la existencia de una fuente de renta, o de unos fondos ocultos para la administración tributaria, de los que se habría venido haciendo uso sistemáticamente durante los 13 años objeto de la investigación para satisfacer todo tipo de gastos».

Un importante patrimonio

El informe de Hacienda pone de relieve que el núcleo familiar ha contado entre 2011 y 2013 con una renta disponible que ha oscilado entre los 58.862 euros de 2001, cuando la esposa de Joaquín Bascuñana aun trabajaba, y los 48.983 de 2005 y los 54.537 euros de 2010, en los que todos los ingresos oficiales provienen ya de la actividad política del actual delegado del Gobierno.

En total, a lo largo de esos trece años, la familia ha dispuesto de una renta global de 670.436 euros, de los que hay que descontar las amortizaciones de algunos préstamos. Pues bien, ese nivel de ingresos le han permitido ser propietaria de tres viviendas (dos en Murcia y un chalé en La Zenia), un Audi A8 valorado en unos 100.000 euros, un plan de pensiones a nombre de Bascuñana por importe de 244.206 euros y otro a nombre de su mujer por 77.070 euros. Además, en 2011 el entonces senador declaró tener en sus cuentas 444.559 euros. El informe presentado ahora en el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) con motivo del 'caso Novo Carthago' desvela también que las dos hijas de Bascuñana han mantenido plazos fijos a su nombre en algunos momentos y que la familia ha realizado «inversiones financieras» a nombre de esas hijas.

Cese del delegado de la AEAT

El informe realizado por un inspector fiscal lleva fecha de 5 de marzo, esto es, del pasado jueves, con lo que prácticamente viene a coincidir con la destitución del delegado de la Agencia Estatal para la Administración Tributaria (AEAT) en la Región, Cristóbal Osete, que fue cesado el día anterior a que ese documento se enviara al juez.

Esta destitución, que ha venido a coincidir con un periodo en que se han emitido varios informes sobre destacados políticos imputados en casos de corrupción, ha llevado a PSOE e IU a pedir explicaciones al ministro Cristóbal Montoro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos