Sánchez no piensa dimitir y acusa al PSOE de perseguirle de forma ruin

Pedro A. Sánchez, ayer en el PP con Víctor Martínez. /
Pedro A. Sánchez, ayer en el PP con Víctor Martínez.

El consejero de Educación no arroja la toalla, aunque la denuncia del fiscal por las obras del Auditorio reduce más sus opciones para ser candidato

MANUEL BUITRAGO

Aunque esperada, la querella de la Fiscalía contra el consejero de Educación, Pedro Antonio Sánchez, conmocionó ayer al Partido Popular, que cerró filas en defensa de su 'número tres' y cargó contra la estrategia de «acoso» del PSOE hacia el político con opciones de liderar la candidatura autonómica. Las posibilidades de Sánchez -que ya estaban complicadas tras la imputación por la compra de su vivienda- se han visto aún más mermadas por la denuncia presentada en el TSJ contra él y otras veinte personas por presunta falsedad, prevaricación, malversación de caudales y fraude en las obras del Auditorio de Puerto Lumbreras, como avanzó ayer 'La Verdad'. El consejero señaló que no va a dimitir porque todo se hizo correctamente y la demanda está en una fase primaria, aunque se mostró emocionalmente afectado por el desgaste personal y por el impacto sobre su familia. «No voy a arrojar la toalla», dijo. Habló con Valcárcel y Garre, lo cual disipó los rumores que circularon a primera hora sobre su salida del Gobierno. Los tres van a esperar «a ver cómo se desarrollan los acontecimientos» antes de tomar decisiones.

Sánchez precisó que «nunca perjudicaría al partido y al Gobierno». Compareció en rueda de prensa en la sede del PP -«para dar la cara»- acompañado por el portavoz, Víctor Manuel Martínez, y precedido por mensajes de apoyo de los militantes a través de las redes sociales. Sánchez reiteró los argumentos ofrecidos el día anterior a este diario y trasladó la querella al terreno político: no para criticar al Ministerio Fiscal, sino para denunciar una «ruin estrategia» de los socialistas de Puerto Lumbreras con la complicidad «canalla» de la dirección regional del PSOE. El consejero eludió criticar al fiscal jefe y transmitió su «respeto por todos los estamentos de la justicia» para que realicen su trabajo «y se aclare todo cuanto antes».

«Funcionarios intachables»

No hubo crítica directa pero sí ofreció un relato que contenía un velado reproche hacia la Fiscalía: por hacer suya la denuncia del PSOE, por haber solicitado en varias ocasiones los mismos informes a las mismas instituciones para alargar el proceso, y por haberle negado su derecho de defenderse rechazando su personación en tres ocasiones. Tampoco le pareció «neutral» que se anunciara un recurso sobre el caso de la compra de su vivienda antes de que el magistrado tomara una decisión. El PP decidirá a su candidato a final de mes, y este revés ha laminado las opciones de Sánchez, quien reiteró que no cree en las casualidades. Indicó que el PSOE «ha calculado los tiempos para hacerme el máximo daño a mí y al partido. Llevo diez años sufriendo un auténtico acoso con 16 denuncias de los socialistas, todas archivadas hasta ahora». «Nunca me han condenado ni he ido a juicio. ¿Han asumido ellos sus responsabilidades?» Bajo su criterio, «no es serio» que la querella llegue «en estos momentos decisivos y decisorios en la escena política regional», con un proceso electoral encima. Destacó su inocencia y expresó su preocupación por los funcionarios «intachables» de Puerto Lumbreras envueltos en esta denuncia del PSOE, que pronosticó que también se archivará. «¿Saben lo que suponen 20 imputaciones en el Ayuntamiento? No tiene sentido pensar en una gran confabulación de todos para una supuesta estafa».

«¿Dónde está el problema?»

Sánchez insistió en que el Auditorio se ejecutó «al cien por cien tal y como estaba en el proyecto». «No se pagó un euro de más y pasó todos los controles y fiscalizaciones hasta su recepción. No hay informes negativos ni reparos. ¿Dónde está el problema? Todo se aclarará. No sé si tarde para según qué». Añadió que aún no conoce el contenido de la denuncia. «La estudiaremos y colaboraremos con la justicia; pero las formas hacen que dudemos del fondo, que es preocupante en un estado de derecho. Corrupción es también querer torcer el brazo de la justicia e intentar utilizarla con fines espurios, y estos lo son». «Nadie está por encima de la ley, y antes o después todo se aclarará», añadió al ser preguntado si se sentía acosado por la Fiscalía o si había pensado en denunciar al Ministerio Público. Negó lo último, y apostó por dejar que la justicia haga su trabajo.

El consejero evitó valorar sus opciones para ser candidato a la presidencia de la Comunidad, justo cuando el PP está en su proceso de decisiones internas, e insistió en que el PSOE actúa con fines electorales. Declaró que en estos momentos no piensa en abandonar, aunque comentó que «todos somos humanos y tenemos familia. Mi hija de diez años me preguntó por qué me denuncian y tuvimos que explicárselo». Sánchez recibió el respaldo de Valcárcel y dijo que Garre también está informado de todo cuanto sabe. «Respeto mucho a Garre y a Valcárcel e intento no fallar la confianza de los dos».

 

Fotos

Vídeos