Angustia en las familias de los cinco argelinos desaparecidos en el mar

Salvamento Marítimo rastrea las aguas para hallar los cuerpos y la Guardia Civil busca en tierra a dos huidos de la tercera patera

EDUARDO RIBELLESCartagena

«Ibrahim iba en una de las barcas y estamos casi seguros de que es uno de los que han desaparecido. Por eso pedimos que nos informen en cuanto les encuentren. Mientras, solo podemos esperar», explicó ayer Kaki Belghit, amigo personal de Ibrahím, al que toda la familia sitúa en la patera perdida a 80 millas de las costas de Cartagena, junto con cuatro compañeros más. El delegado del Gobierno, Joaquín Bascuñana, confirmó la desaparición, al hundirse, el pasado domingo, una de las dos embarcaciones que se hicieron a la mar ese mismo día desde Mostaganem, en la costa argelina. Salvamento Marítimo busca los cuerpos en aguas internacionales desde entonces.

En la localidad argelina hay «gran preocupación» por la suerte de estas cinco personas, todos hombres de entre 25 y 45 años, según explicó Kaki Belghit. Por eso, la familia de Ibrahim llamó ayer insistentemente a España. «Primero hablamos con Morad, que está en el centro de internamiento de Murcia y es primo de Ibrahim. Él nos dijo que estaba entre los desaparecidos», explicó Kaki Belghit. A continuación se pusieron en contacto telefónico con 'La Verdad' para contar su historia y pedir la información que no han conseguido de las autoridades del país magrebí.

Pero Bascuñana subrayó que no hay más mucho más que decir. «Colaboramos activamente con las autoridades argelinas. Esa una de las líneas de investigación abiertas para saber qué paso con estas cinco personas», explicó Bascuñana.

Tres embarcaciones

El delegado del Gobierno confirmó que fueron tres las pateras que salieron de Argelia, dos de ellas juntas. Una fue avistada a las 11.28 horas del pasado lunes por el pesquero 'Magu', a 16 millas de la costa de La Manga y con 16 inmigrantes a bordo. La segunda fue echada de menos cuando seis ocupantes de la primera relataron el naufragio y cómo habían podido sobrevivir a él, gracias a los salvavidas.

Ahí comenzó el operativo de búsqueda de Salvamento Marítimo, con la confianza de hallar algún resto que confirmara ese relato. «Las posibilidades de encontrar los cuerpos, en esa zona de las aguas internacionales, pasados tres días, se basan en que los ahogados flotan transcurrido ese tiempo», indicó Bascuñana.

La llegada de la tercera patera con otros seis ocupantes a bordo, en la noche del martes, generó tal confusión que en la Delegación del Gobierno pensaron inicialmente que se trataba de la segunda y que no había ningún desaparecido. Esa circunstancia fue descartada por completo posteriormente. Cuatro de los pasajeros fueron atrapados e interrogados al respecto. La Guardia Civill aún busca a los otros dos.

Mientras se suceden las operaciones de rescate y búsqueda, los familiares y amigos de cinco jóvenes a los que dan por desaparecidos remueven cielo y tierra para saber si hay alguna posibilidad de que hayan sobrevivido.