Casi la mitad de la militancia de UPyD se pasa hoy a Ciudadanos

Una asamblea de militantes de UPyD celebrada en Cartagena en enero de 2013. /
Una asamblea de militantes de UPyD celebrada en Cartagena en enero de 2013.

La formación magenta puede quedarse sin afiliados ni estructura en nueve municipios de la Región al renunciar 120 de sus 260 militantes

GUILLERMO HERMIDA

Terremoto en magenta. Un total de 120 de los aproximadamente 260 afiliados de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) en la Región anuncian hoy su integración en Ciudadanos, la formación nacida en Cataluña y liderada por Albert Rivera. Su mano derecha, el secretario de Organización, Fran Hervías, estará presente en la cita, que supone para Ciudadanos un espaldarazo y les hace ganar de un plumazo ocho agrupaciones, hasta llegar a las 22.

votos recibió UPyD en las pasadas elecciones europeas, lo que supuso un 9,4% del censo. En la Región cuenta con siete concejales: Dos en Molina de Segura y Murcia y uno en Caravaca de la Cruz, San Pedro del Pinatar y Los Alcázares.

sufragios, el 3,6% del total, fueron a parar a Ciudadanos en la última cita electoral. Cuenta con un edil en Molina de Segura.

agrupaciones conformarán la estructura de Ciudadanos en la Región tras la suma de los militantes llegados de UPyD. El objetivo de la formación es lograr contar con presencia y listas electorales en 40 de los 45 consistorios.

Los militantes de UPyD que dejan la formación proceden de prácticamente todas sus agrupaciones, pero la deserción es mayor en Águilas, Totana, Alhama de Murcia, Yecla, Caravaca de la Cruz, Cieza, Alcantarilla, San Javier y Los Alcázares. De hecho, en varias de estas localidades, toda la militancia de UPyD se pasa en bloque a Ciudadanos.

El partido de Rosa Díez se quedaría solo con estructura en Murcia, Cartagena, Lorca y Molina de Segura. En principio, ninguno de los afiliados que se marcha ocupa uno de los siete escaños de concejal -dos en Murcia y Cartagena y uno en Caravaca, San Pedro y Los Alcázares- con los que cuenta UPyD en la Región, pero los ediles de los municipios ribereños del Mar Menor han anunciado que podrían hacer efectiva su salida una vez que renuncien a sus actas o acabe la actual legislatura. Otro de los militantes que abandona UPyD es Miguel Sánchez, que dejó su acta de concejal en Caravaca tras la imputación del alcalde, Domingo Aranda, y la mayoría del equipo de Gobierno por el 'caso El Roblecillo'.

Según ha podido saber esta Redacción, los motivos que pueden haber empujado a esta renuncia masiva se habrían larvado tras la impugnación del resultado de las primarias regionales de UPyD, en marzo de este año, que ganó la concejal de Molina de Segura Encarna Hernández. Desde entonces, los destinos de la formación los rige una gestora, que preside Fuensanta Máximo. Recientemente, se ha tratado de integrar en la misma a los miembros de las dos listas concurrentes, ya que en la actualidad está dominada por el sector 'oficialista', que perdió el envite electoral. La falta de acuerdo en este punto ha podido precipitar la decisión de abandonar el barco a los críticos, que también destacan el «mal ambiente» existente en un partido, «que está cayendo precisamente en los pecados de otras formaciones, justo lo contrario del ideario de UPyD».

A favor de la convergencia

También ha pesado el malestar por la falta de acuerdo con Ciudadanos a nivel nacional. Muchos de los militantes de UPyD que la abandonan creen que su formación y Ciudadanos comparten más cosas que las que las separan, y se mostraron también molestos por la reacción de la cúpula del partido para con aquéllos que propugnaban la convergencia, como el eurodiputado Francisco Sosa Wagner.

El paso de militantes en bloque desde UPyD a Ciudadanos ya se ha dado en otras comunidades autónomas. De hecho, en Valencia, las agrupaciones de Torrevieja, Orihuela y San Vicente del Raspeig cruzaron la línea y se integraron en Ciudadanos, como recuerda Emilio Argüeso, su delegado territorial para Valencia y Murcia.

Ciudadanos tiene previsto anunciar mañana también los nombres de los miembros de su comité electoral, que regirá su actividad hasta la celebración en mayo de las elecciones. El comité lo compondrán dos personas por cada una de las cinco circunscripciones electorales de la Región, así como el subdelegado y el delegado territorial.

Tras los comicios, Ciudadanos conformará un comité territorial compuesto por nueve miembros, así como su coordinador a través de un proceso de primarias. Argüeso señaló ayer que el trasvase de militantes «demuestra que la convergencia era algo que querían las bases, y han acabado haciéndola por encima de una cúpula que no quería llevarla a cabo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos