Un fuego arrasa un bazar chino y obliga a desalojar naves y casas en Santomera

Un bombero trabaja en la extinción del fuego en el interior del bazar chino de Santomera. /
Un bombero trabaja en la extinción del fuego en el interior del bazar chino de Santomera.

El propietario de la tienda sufrió quemaduras en los brazos al tratar de apagar el incendio, que afectó a otra nave y llevó a desviar el tráfico de la N-344

ISMAEL MATEOSANTOMERA

Un incendio arrasó ayer el bazar chino Hiper Lida, en el polígono industrial de la Aserradora de Santomera, y obligó a desalojar naves y viviendas ubicadas en toda la manzana donde se encuentra este establecimiento. El fuego, que afectó a otra nave contigua, también provocó que durante dos horas la Guardia Civil tuviera que desviar el tráfico en un tramo de la N-344. Según informaron fuentes de Emergencias, el propietario del bazar, un ciudadano de nacionalidad china, sufrió quemaduras de segundo grado en ambos brazos cuando trataba de apagar el fuego.

A primera hora del sábado, el incendio se reavivó en zonas de la primera planta del edificio, que corresponden a la vivienda, lo que obligó a los bomberos a volver a actuar en el lugar.

Este imponente incendio se originó poco antes de las cinco de la tarde en una zona de venta de colchones de la tienda, por motivos que aún se investigan. Varias llamadas alertaron a la centralita del 112 de que se había desatado un fuego en las instalaciones y que el propietario de éstas se encontraba dentro tratando de apagarlo con un extintor. La gran columna de humo negro que provocó el fuego y la cercanía de dos gasolineras - a unos 150 metros de la tienda- despertaron la preocupación.

Un gran despliegue

En la zona se desplegó un gran dispositivo de bomberos, con cuatro camiones nodriza -dos de ellos pertenecientes al Consorcio de Extinción de Incendios y Salvamento con base en Abanilla y Molina de Segura y otros dos del parque del Ayuntamiento de Murcia- y otros tres vehículos auxiliares. También se trasladaron efectivos de Cruz Roja -que atendieron al dueño de la tienda-, de Protección Civil de Santomera, Policía Local y Guardia Civil.

Dada la rápida propagación del humo, los bomberos obligaron a desalojar todas las naves, empresas y viviendas de la manzana del polígono industrial donde se ubica la tienda. Entre ellas se encontraba la vivienda del propietario de la tienda, ubicada en la primera planta del edificio donde se ubica ésta, además de un gimnasio y una cafetería.

Centenares de personas se agolparon en las proximidades del lugar para seguir de cerca las labores de extinción del fuego. Según informaron fuentes de Emergencias, la gran cantidad de material acumulado en el bajo comercial mantuvo activo durante horas el incendio, aunque los bomberos sí evitaron que éste siguiese propagándose.

Las labores de extinción también obligaron a desviar, durante cerca de dos horas, el tráfico en un tramo de la N-344. En torno a las 19.30 horas, esta vía recuperó la normalidad.