La Arrixaca pasa de tres a doce paritorios y gana en intimidad para las madres

Sanitarios y familiares colaboran en el traslado de una paciente del viejo al nuevo maternal, ayer por la mañana en La Arrixaca. /
Sanitarios y familiares colaboran en el traslado de una paciente del viejo al nuevo maternal, ayer por la mañana en La Arrixaca.

El hospital estrenó ayer el nuevo maternal, con salas individuales para atender a las embarazadas desde la dilatación al parto

JAVIER PÉREZ PARRAMurcia

Silvia Montaño estrenó ayer habitación en la segunda planta del nuevo hospital maternal del Virgen de la Arrixaca, que abrió sus puertas a primera hora de la mañana después de años de retrasos en las obras. A punto de dar a luz a Jorge, su segundo hijo, Silvia esperaba a mediodía a que las contracciones anunciasen el momento del parto. «Di a luz al primero hace cuatro años, también en La Arrixaca, y ya lo creo que se nota la diferencia entre el viejo maternal y éste», contaba mientras se acariciaba la barriga, como intentado tranquilizar a su pequeño.

Nivel -1: Área de Radiología y área de partos (doce paritorios y dos quirófanos para cesáreas). Urgencias del Maternal. Las instalaciones están conectadas con las Urgencias pediátricas, que abrieron en 2005

Planta baja: Consultas de Obstetricia y Ginecología, así como consultas pediátricas (éstas últimas ya estaban abiertas desde 2013).

Primera planta: Hospitalización de Ginecología (30 habitaciones, 11 de ellas individuales)

Segunda planta: Unidad Materno Fetal, hospitalización de gestantes con embarazo de riesgo (18 habitaciones, 9 de ellas individuales) y Unidad de Día Obstétrico.

Tercera y cuarta plantas: Hospitalización de Maternidad (30 habitaciones por planta, 11 de ellas individuales).

Silvia disfrutaba de una habitación reluciente y, al menos de momento, individual, como lo son 42 de las 108 habitaciones con que, en total, cuenta el nuevo maternal. Desde primera hora, los sanitarios trasladaron a las nuevas instalaciones a más de un centenar de pacientes desde el viejo maternal. Mientras, en la primera planta del sótano, los técnicos ultimaban la puesta a punto de las doce salas de atención integral al parto donde las madres pasarán a partir de ahora todo el proceso, desde el comienzo de la dilatación al alumbramiento.

Un cambio profundo

Éste es el principal cambio con respecto a la situación anterior. Supone toda una revolución largamente esperada en La Arrixaca, y va más allá de una simple mejora tecnológica. Hasta ahora, el hospital contaba con solo tres paritorios y cuatro salas de dilatación dobles, lo que obligaba a las madres a compartir espacio con otras pacientes. Desde ayer, todo es diferente. Dilatación y parto se producirán en la misma habitación, de uso individual y con baño incorporado. El ambiente es mucho más íntimo, de forma que las madres estarán acompañadas solo por el padre o por el familiar que ellas decidan.

Además, «la cama es multifunción. Sirve para que la madre descanse mientras está dilatando, y se transforma en potro para que pueda parir en la posición que desee», explica Chitina Martínez, subdirectora de Enfermería de La Arrixaca y responsable del área materno infantil. No solo se gana en comodidad, sino que se da un paso más «en la estrategia del parto normal», recuerda Martínez. En los paritorios se han cuidado todos los detalles. Desde la luz, que puede graduarse, hasta la instalación de taquillas en las que dejar las pertenencias, pasando por la incorporación de duchas adaptadas. «Cuando llegue la mujer a Urgencias con contracciones, pasará ya directamente a estas salas, y aquí estará hasta después del parto», detalla Eliseo Blanco, jefe de sección de Obstetricia. Aunque la previsión es contar con 18 salas de este tipo, de momento están disponibles 12.

El primer nacimiento

Los paritorios abrieron sus puertas ya por la tarde, y a las 18.55 horas vino al mundo el primer bebé -una niña- del nuevo maternal de La Arrixaca. Con la puesta en marcha del área de atención al parto y la ocupación de las plantas de hospitalización, se completa el arranque del pabellón maternal. Desde el día 15 de septiembre ya estaban funcionando las consultas externas de Ginecología y Obstetricia, y el pasado viernes se trasladaron al edificio la Unidad de Medicina Fetal y la Unidad de Día Obstétrico. Tan solo quedan por abrir dos quirófanos situados junto a los paritorios que se destinarán a las cesáreas de Urgencias. Su ubicación en la misma planta garantiza que se pueda actuar con toda rapidez, algo que hasta ahora no ocurría.

El nuevo edificio cuenta con dos plantas destinadas a hospitalización de maternidad -con 60 habitaciones en total (24 de ellas individuales)- y otra planta de hospitalización de Ginecología, con otras 30 habitaciones. Además, dispone de una Unidad de Medicina Fetal con 18 habitaciones (9 individuales) para pacientes con embarazo de riesgo.

La apertura del nuevo pabellón supone un paso más en la construcción del materno infantil de La Arrixaca, un proyecto que se alarga desde principios de la década pasada y que ha sufrido numerosos retrasos. En 2005 se inauguró el primero de los edificios, destinado a la UCI neonatal y a los quirófanos de Pediatría. Después, cambios en el diseño y obstáculos burocráticos llegaron a paralizar las obras durante más de un año, un periodo que coincidió además con los ajustes presupuestarios. El paso dado ahora no supone todavía la culminación del proyecto. Queda aún el área del Infantil, con las plantas de hospitalización pediátrica. Mientras tanto, los niños siguen ingresando en el pabellón que se abrió en 2005, una ubicación que se presentó como provisional y que ha generado numerosas críticas por la falta de condiciones adecuadas: las habitaciones ni siquiera cuentan con luz natural, y la falta de espacio obliga a derivar a los niños de entre 11 y 14 años al General, con los adultos, salvo excepciones.

La consejera de Sanidad, Catalina Lorenzo, subrayó ayer, en un comunicado, que «solo estamos a una fase de terminar esta obra, que dejará para los murcianos un complejo de atención materno infantil de los más modernos de Europa». La consejera explicó que «se ha trabajado en el traslado de forma paulatina para que el cambio sea lo más normalizado posible». Destacó que se trata de «un gran avance» y que La Arrixaca cuenta con equipamiento de primer nivel.