Cerco estival al cultivo de 'maría'

Plantación de marihuana desmantelada por la Policía Nacional en la pedanía murciana de Rincón de Seca./
Plantación de marihuana desmantelada por la Policía Nacional en la pedanía murciana de Rincón de Seca.

Desmantelan en solo una semana cinco plantaciones de cannabis con 550 plantas. El fuerte olor que salía de una vivienda llevó a la Policía Nacional a destapar un invernadero en Rincón de Seca

LA VERDADMURCIA

Agosto de grandes golpes contra el cultivo de marihuana. La retahíla de operaciones policiales contra la producción de esta droga que se suelen dar en septiembre y octubre -coincidiendo con la temporada de recolección- parece haberse adelantado este año. Los investigadores del Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil no descansan ni en verano y prueba de ello es que solo en una semana los agentes han arrestado en la Región a 11 presuntos cultivadores de esta droga, se han desmantelado cinco plantaciones e incautado de cerca de 550 plantas de cannabis.

La más reciente de estas operaciones ha tenido como escenario una vivienda de la pedanía murciana de Rincón de Seca. El golpe se produjo cuando agentes del Cuerpo Nacional de Policía, que patrullaban por la zona, observaron que tres personas estaban vendiendo droga en plena calle y los detuvieron. En el momento del arresto los jóvenes llevaban encima supuestamente una bolsa con 30 gramos de marihuana y 400 euros en efectivo.

Un posible sobresueldo

Durante los arrestos, los agentes percibieron un fuerte olor a marihuana que procedía de una vivienda aledaña, propiedad de uno de los detenidos. Los policías registraron el domicilio y encontraron una plantación de marihuana. En el interior del inmueble, la Policía intervino 41 plantas de marihuana, una balanza de precisión y diversos útiles para la distribución de la droga.

Ésta ha sido solo la última de una larga lista de operaciones contra el cultivo de esta droga, cuyas incautaciones se han disparado en los últimos años. En estos años de crisis económica, algunos han visto en la plantación del cannabis la posibilidad de obtener un sobresueldo.

Este domingo la Policía Local de Murcia destapó una plantación de marihuana en una vivienda de la pedanía murciana de El Palmar, después de que un vecino denunciara un intento de robo en el inmueble. Una pareja, propietaria del domicilio, ha sido arrestada por un presunto delito contra la salud pública.

Días antes, la Guardia Civil había detenido a seis personas como presuntos responsables de diversas plantaciones de marihuana en tres invernaderos clandestinos, dos de ellos en fincas de Alhama y Mazarrón, y un tercero en una vivienda de la pedanía murciana de Alquerías. La Benemérita se incautó de hasta 528 plantas de cannabis y otros útiles.

En el caso de la plantación de Alhama, también fue un robo lo que terminó destapando el pastel. Al parecer, los asaltantes intentaron apoderarse de la droga que se cultivaba, pero al verse sorprendidos por las cámaras y sensores de luz huyeron del lugar. Los agentes, al recibir el aviso y acudir a la vivienda, encontraron el alijo. En ocasiones, sin embargo, son las elevadas facturas de electricidad -o los enganches ilegales a la red- las que ponen sobre aviso a los investigadores.

Pese a esta gran actividad policial, la temporada clave para este tipo de cultivos comenzará con el fin del verano. Los cuerpos policiales activan normalmente en septiembre operativos específicos para detectar plantaciones. La explicación a este fenómeno se basa en el propio ciclo de vida de la planta. En los últimos meses del año, toca recoger lo sembrado. Llega el momento de la recolecta de la 'maría' y, con ella, un mayor trasiego policial. Si la tendencia sigue su curso, septiembre se prevé un mes movido.