Le deniegan la guarda y custodia por no preocuparse de su hijo

La madre admitió que «no lleva a su niño al médico cuando vive con ella y que desconoce cuándo aquel tiene que acudir a las revisiones»

EFEMURCIA

La Audiencia Provincial de Murcia desestimó el recurso presentado por una mujer que reclamó que la guarda y custodia de su hijo, asignada al padre, le fuera atribuida a ella porque se ha acreditado que no se preocupa de llevarlo al médico ni de estar atenta a su salud.

La sentencia confirma la que dictó un juzgado de primera instancia de Cieza, que en una demanda de modificación de medidas presentada por el padre, atribuyó a éste en octubre de 2012 la guarda y custodia del menor.

La resolución judicial acordada también la patria potestad compartida y establecía una pensión de alimentos de 100 euros mensuales a cargo de la madre.

Esa decisión fue apelada ante la Audiencia Provincial por la demandada, que pidió su revocación y que la guarda y custodia pasara a depender de ella.

Al desestimar la apelación, el tribunal afirma que durante el proceso se ha comprobado que ha sido el padre el que se ha ocupado de las necesidades del niño, principalmente de las atenciones médicas que ha necesitado, lo que ha ocurrido incluso cuando estaba con la madre.

Y añade que esta llegó a admitir que "no lleva a su hijo al médico cuando vive con ella y que desconoce cuándo aquel tiene que acudir a las revisiones".

La sala señala también que el interés superior del chico aconseja que continúe con el padre, por lo que impone a la apelante el pago de las costas causadas con su recurso.