Cuatro familias murcianas compran el campo de golf de Altorreal

Entre los nuevos accionistas, que han desembolsado 6 millones de euros en la operación, se encuentra el tenista Nicolás Almagro

MARÍA JESÚS PEÑAS , MURCIA
Foto: M. J. Peñas/
Foto: M. J. Peñas

Cuando están a punto de cumplirse los 20 años de existencia del campo de golf murciano ubicado en el municipio de Molina de Segura, Altorreal Golf, sus instalaciones afrontan una nueva etapa. Tras años en los que la mayor parte del accionariado pertenecía a la inmobiliaria Reyal Urbis y de infructuosos intentos por parte de algún grupo de socios por hacerse con el control de esas mayoritarias acciones, la sociedad Altorreal Swing Golf, constituida por cuatro familias murcianas con sólidos negocios en la Comunidad, se han hecho con las riendas de las instalaciones. Se trata de «los Almagro, García, Pérez y García Mengual», según indicó este viernes Óscar Pérez, presidente de Altorreal Swing Golf. Todos ellos empresarios sólidos en la Región de Murcia, pero que prefieren desvincular su actividad empresarial de lo que es un «nuevo proyecto que nos llena de confianza y de responsabilidad», destacó Pérez. El tenista murciano Nicolás Almagro es uno de los nuevos accionistas.

La noticia se dio a conocer en una de las salas de la Federación de Golf de la Región de Murcia. Una manera de constatar oficialmente que el 100 % de las acciones de Reyal Urbis han cambiado de manos y de que se abre un nueva época en la que «podemos decir que el campo de golf de Altorreal es más murciano que nunca».

En su estrategia de trabajo, la nueva sociedad propietaria pretende incentivar y mejorar la Escuela de Golf y ampliar su plantilla de trabajadores cuenta con 40 empleados «en un 20%». «Con apoyo, trabajo, esfuerzo e ilusión queremos hacer de Altorreal una referencia a nivel nacional», aseguró Pérez. Y es que los nuevos propietarios están dispuestos a dar a conocer el deporte que «no es tan elitista como dicen y por eso apostamos por el deporte base y por fomentar la escuela».

En la rueda de prensa también estuvo presente Eduardo Contreras, alcalde Molina de Segura, quien se comprometió a apoyar todas las inversiones que en el municipio se quieran realizar. «Nuestro cometido es apoyar que los ciudadanos inviertan», afirmó.

La operación de compra de las acciones a la inmobiliaria y la ejecución posterior del proyecto, matizó Pérez, ascienden a 6 millones de euros. En esta cantidad se incluye también la adquisición de la parcela de 9.000 metros cuadrados que existe en las instalaciones para uso hotelero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos