El Salzillo albergará un año más el mejor Belén Napolitano del siglo XVIII

Los hermanos García de Castro, propietarios de la obra de más de 600 piezas, lo ceden temporalmente y el museo apuesta por su permanencia

EP , MURCIA
Foto: Nacho Garcí­a/
Foto: Nacho Garcí­a

El Museo Salzillo se convertirá en las próximas semanas en "referente mundial" desde el punto de vista artístico y belenístico, ya que los hermanos García de Castro, considerados de los mejores especialistas en belenes del mundo, han prorrogado durante un año más el préstamo con dicho Museo para albergar su obra, el mejor Belén Napolitano del siglo XVIII, conformado por más de 600 piezas fruto de toda una vida dedicada a la búsqueda de Emilio y Carmelo, enamorados de las representaciones napolitanas.

Así lo ha anunciado en rueda de prensa el alcalde de Murcia, Miguel Angel Cámara, quien no ha dudado en expresar la satisfacción por este logro, al tiempo que ha brindado su colaboración económica al Museo para la construcción de la vitrina donde permanecerá expuesto, según ha comunicado el presidente de la Comisión Ejecutiva del Museo Salzillo , Antonio Gómez Fayrén, acompañado de la directora del Museo, María Teresa Marín; y el concejal de Cultura, Rafael Gómez.

Igualmente, Gómez Fayrén ha desvelado que se ha pensado incluso en una exposición conjunta de este belén junto con "el mejor belén barroco español", el del imaginero murciano, Francisco Salzillo . "Es una oportunidad histórica", ha dicho Gómez Fayrén, quien ha subrayado que a partir de este lunes el Museo se hará cargo del seguro.

En este sentido, ha precisado que el Belén Napolitano "está asegurado en cinco millones de euros", mientras que en subasta no se puede cuantificar dado que es un "mercado libre". Al hilo, ha afirmado que los hermanos "tienen alguna oferta, sobre todo de casas de subastas, donde el belén se vende por piezas, aunque nos han dicho que quieren que permanezca unido" y el Museo coincide en esta idea.

Y es que, la intención del Museo, una tarea que meditará todo este año, es lograr que estas dependencias alberguen de forma permanente la obra de los hermanos García de Castro, aunque las cantidades entonces serían más moderadas, ya que a cambio "la familia es consciente de que el Belén tendría un lugar de exposición en años venideros que ellos valoran".

En virtud de este depósito, la familia deja durante este año el Belén en depósito para su exposición en sala. Hasta el 30 de octubre, según los cálculos que ha hecho Gómez Fayrén, tiene de plazo para "buscar alguna fórmula de financiación que pueda permitir que antes de que se cumpla ese año, que sería en febrero de 2015, se llegue a un acuerdo económico con la familia para que pueda permanecer en el Museo".

Gómez Fayrén ha aprovechado este acto para agradecer al Ayuntamiento de Murcia la colaboración económica prestada, ya que hay que tener en cuenta, ha dicho, que "la situación financiera del Museo está para pocas bromas y dejar el Belén Napolitano durante un año en estas instalaciones requiere de una serie de gastos, en concreto, del montaje de una vitrina en la sala donde se expondrá y el Museo no podía hacer frente".

El Ayuntamiento "correrá con los gastos de instalación", según ha comentado Gómez Fayrén, quien ha anunciado que las obras, presupuestadas en alrededor de 30.000 euros, comenzarán este miércoles para que esté en condiciones de seguridad, de luz y de humedad, entre otras circunstancias, para poner en valor y preservar "esta joya" artística.

Una vez culminen estas obras y se exponga en sala este belén, el de Francisco Salzillo "volverá a su lugar habitual, donde viene permaneciendo desde la inauguración de este museo".

Por su parte, Cámara no ha dudado en poner de manifiesto que se trata de "uno de los acontecimientos más importantes de la ciudad en el ámbito cultural", que contribuirá a "la promoción y difusión de Murcia, además de que la capacidad de captación de personas se incrementará de forma extraordinaria".

Cámara también ha apostado para que el Museo se convierta en sede permanente de sendos belenes, lo que contribuirá aún más a "engrandecer Murcia a través de una de las joyas más importantes del Museo más visitado en la Región y de buena parte de España".

Según el contrato, el Museo Salzillo se compromete a exhibir el conjunto dentro de una de sus salas de la colección permanente y a su estudio científico por parte del personal del Museo, el cual realizará un completo inventario del belén.

A través de este convenio, el Museo, con el apoyo de las instituciones públicas y privadas, dará la oportunidad a todos los murcianos y visitantes de la ciudad, que no pudieron visitarlo estas navidades, de poder acercarse al Museo a lo largo de este año para poder admirar, ya no solo el conjunto napolitano, sino disfrutarlo junto con el Belén barroco más importante del mundo, el de Francisco Salzillo .

La muestra 'Un Belén Napolitano del siglo XVIII', que ha tenido lugar entre los meses de diciembre de 2013 y enero de 2014, ha girado en torno a esta "magnífica" colección privada propiedad de los hermanos García de Castro.

Las exposiciones del Belén de Salzillo y el Belén Napolitano, tanto en Madrid como en Murcia, durante estas navidades, han tenido una "extraordinaria" acogida.

En concreto, en el Museo Salzillo ha sido una de las de carácter temporal con más visitantes en su historia, con un total de más de 20.000 personas, "récord de exposiciones temporales de este Museo", en palabras de Gómez Fayrén. Por otro lado, el Belén de Salzillo , expuesto en el espacio CentroCentro, ha sido contemplado por más de 60.000 personas, completando aforo diariamente.

El público del Museo Salzillo ha podido admirar la rica y variada colección de los hermanos García de Castro, de gran belleza, posibilitando un viaje en el tiempo a la Nápoles del siglo XVIII, a partir del estudio de los miles de detalles que encierra esta instantánea casi viviente de la escenificación del espíritu de una ciudad y su época.

Esta buena respuesta por parte de la ciudad de Murcia y las características de esta colección han situado a este conjunto como una obra perfecta para poder seguir siendo visitada un año más en las salas del Museo, una realidad que no hace sino reflejar el deseo de todos aquellos murcianos que lo visitaron estas navidades.

Fotos

Vídeos