Valcárcel: «El Comité de las Regiones aporta más legitimidad a la UE»

Considera crucial que Bruselas otorgue más poder a las ciudades «como respuesta a la crisis y como plasmación del principio de 'Más Europa'»

EP , MURCIA
Imagen de la jornada celebrada en Murcia. | Vicente Vicens/AGM/
Imagen de la jornada celebrada en Murcia. | Vicente Vicens/AGM

El jefe del Ejecutivo murciano y presidente del Comité de las Regiones (CdR), Ramón Luis Valcárcel , aseguró este martes que esta institución europea «tiene mucho que aportar al reforzamiento de la legitimidad democrática en las decisiones de la Unión Europea, porque representa los niveles de gobierno más cercanos a los ciudadanos». Valcárcel presidió la jornada 'Veinte años del Comité de las Regiones: motor de la integración y de la cohesión europea', organizada en Murcia por la Consejería de Presidencia y el Consejo Federal del Movimiento Europeo, y en la que se analizó el papel esencial que ha jugado el CdR desde su creación como representante de los intereses locales y regionales, así como el reto de las regiones en el futuro de la UE. «El CdR aporta la experiencia regional al proceso de toma de decisiones, y permite al Consejo, al Parlamento y a la Comisión Europea tener en cuenta el impacto territorial de la legislación, y facilitar así la aplicación de las políticas europeas sobre el terreno», subrayó Valcárcel ante los asistentes, entre los que se encontraban reconocidos expertos académicos y políticos, así como representantes de la sociedad civil.

En este sentido, Valcárcel indicó que para el próximo debate interinstitucional sobre el futuro de la Unión Europea, anunciado ya por el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, «desde el Comité de las Regiones se ha abierto también un proceso de reflexión interno sobre el futuro de esta institución». En este contexto, explicó, «el CdR tiene una oportunidad única para presentar propuestas concretas que mejoren la toma de decisiones de la UE, teniendo en cuenta los intereses de las autoridades locales y regiones».

En la actualidad, este órgano está inmerso en el debate sobre cómo la Unión Europea puede dar más poder a las regiones y ciudades, algo que, según Valcárcel , «es crucial, precisamente, como respuesta a la crisis y como plasmación del principio de 'Más Europa', que no es una mera consigna, sino una convicción sincera de que una Unión Europea más fuerte y democrática es indispensable para crear confianza en nuestros ciudadanos».

Por su parte, el diputado popular y presidente del Consejo Federal Español del Movimiento Europeo, Eugenio Nasarre,rememoró por su parte a los líderes que permitieron la construcción de la Unión Europea y, en concreto, a los que hicieron posible la entrada en vigor del Tratado de Maastricht hace 20 años. «Los líderes europeos percibieron entonces que la construcción europea tendría como consecuencia la superación de la guerra fría y la caída del muro de Berlín», subrayó Nasarre, quien recuerda que el CdR nació en ese contexto. En este sentido, manifestó que el Movimiento Europeo «cree que la crisis es una oportunidad para que la UE salga más fortalecida», y considera que este desafío «debe de ser atendido con la altura de miras que tuvieron los dirigentes europeos hace 20 años». La única respuesta, a su juicio, es «seguir avanzando en la cohesión y la unión política», por lo que se ha mostrado «beligerante» con todos aquellos «movimientos antieuropeos y xenófobos que están proliferando en algunas zonas de Europa».

Por su parte, el diputado del Parlamento de la Comunidad Francesa de Bélgica, Michel Lebrun, descartó que el CdR «se ha convertido en la expresión de las colectividades regionales y locales a nivel europeo». Recuerdó que, a partir de 1994, la democracia europea «ha evolucionado y el Parlamento Europeo ha recibido atribuciones importantes». A este respecto, explica el Parlamento está en contacto directo con el CdR porque su consulta es obligatoria para la toma de todas las decisiones. Recuerdó que una de las novedades introducidas por el Tratado de Lisboa «es el principio de subsidariedad», y el CdR «está en el centro del proceso legislativo de la UE». De hecho, los miembros del CdR «son los representantes más cercanos de los ciudadanos».