Rechazan la tasa sanitaria impuesta a inmigrantes irregulares

El Pleno aprueba la moción presentada por UPyD, mientras que el equipo de gobierno se compromete a llevar el asunto al Consejo Municipal de Salud

E. P.MURCIA

El Pleno rechazó este lunes la tasa impuesta por la Consejería de Sanidad a aquellos inmigrantes en situación administrativa irregular que perdieron la tarjeta sanitaria tras la reforma del Gobierno de julio de 2012.

A instancias de una moción del Grupo Municipal de UPyD, la corporación molinense se comprometió igualmente a llevar este tema al Consejo Municipal de Salud, para allí evaluar, junto con los representantes locales de la sanidad y la sociedad civil, el impacto de estas medidas para los inmigrantes afectados que viven en Molina de Segura, con el objetivo a asegurar la asistencia sanitaria para éstos en los centros de salud de la localidad.

Para la portavoz de UPyD, Encarna Hernández, «se trata de un gesto no solo simbólico por parte del Consistorio» y espera que «se traduzca en un compromiso real para asegurar la asistencia sanitaria a este colectivo en el municipio».

Para Hernández, «estas tasas aprobadas por la Consejería de Sanidad (de entre 60 y 157 euros mensuales) son inconcebibles por desmesuradas e injustas, ya que van dirigidas a los más débiles, a gente que no tiene nada, y que difícilmente podrá hacer frente a estos pagos».

Hernández lamentó el «claro deterioro que en manos de este Gobierno está sufriendo un derecho básico como es la sanidad universal, con medidas como el copago farmacéutico, la privatización hospitales, la retirada de la tarjeta sanitaria a los inmigrantes sin papeles, así como las restricciones presupuestarias en materia de personal, limpieza y dotación de los centros, que están provocando un claro deterioro del servicio público».