El PP defiende el «necesario cambio radical» de la LOMCE

Un 23 por ciento de los jóvenes no estudia ni trabaja, un porcentaje solo superado en Israel

EFE , CARTAGENA

La actual Ley de Educación era "uno de los principales problemas que tiene España", ya que generó "altísimas tasas de fracaso y abandono escolar" a pesar de que el sistema educativo cuenta con una financiación superior a la media europea, por lo que era "necesario un cambio radical" en esa materia.

Así lo han asegurado esta mañana la portavoz y el portavoz adjunto del PP en la Región de Murcia, Laura Muñoz y Víctor Manuel Martínez, que han ofrecido una rueda de prensa en la Asamblea Regional de Murcia para dar a conocer algunos de los aspectos de la nueva Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) que se debatió ayer en el Congreso de los Diputados.

La norma, ha señalado Muñoz , está siendo muy criticada pese a que su objetivo es mejorar la "preocupante" situación que vive el país en materia de Educación, con una tasa de abandono escolar de cerca del 25 por ciento de los jóvenes y con un 40 por ciento de los alumnos de hasta 15 años que han repetido algún curso.

En total, ha subrayado, son 500.000 los alumnos que ya no deberían estar por su edad en el sistema educativo, lo que genera unos costes a las arcas públicas de unos 2.500 millones de euros.

Además, un 23 por ciento de los jóvenes no estudia ni trabaja, un porcentaje solo superado en Israel.

Estas malas cifras se dan a pesar de que España aporta a la Educación una financiación un 21 por ciento superior al resto de países de su entorno, por lo que el cambio en la norma educativa era imprescindible.

La LOMCE, ha detallado Martínez, fomentará la "competencia y la excelencia" de los alumnos con el objetivo de reducir esos malos indicadores.

Entre las novedades que aportará, ha señalado, se introducirán "criterios de transparencia" para hacer públicos los resultados de cada centro educativo, y se realizarán evaluaciones externas para medir los resultados.

Además, dotará de más autonomía a los centros escolares, que podrán impartir sus propios planes de estudio respetando siempre las asignaturas señaladas como troncales a nivel nacional y regional.

Esas asignaturas troncales, como la lengua, la historia, las matemáticas o los idiomas, se verán reforzadas a nivel nacional para que "se estudie lo mismo en la Región de Murcia que en Galicia, en Cataluña o en el País Vasco", ha apuntado.

También se eliminará la posibilidad de pasar de curso con 5 asignaturas suspensas como ocurre actualmente, algo que ha calificado de "disparate", y ese número se reducirá a dos asignaturas pendientes, y desaparecerá la asignatura de Educación para la Ciudadanía, que ha calificado de "adoctrinadora".

Por último, la norma reforzará la formación profesional y la formación profesional dual para introducir criterios empresariales en la educación.

Ambos dirigentes han insistido en la necesidad de esta cambio normativo para lograr una educación de mayor calidad y eficiencia, y han asegurado que la ley se ha elaborado "desde el diálogo" a pesar de que no ha sido aceptada por diversos sectores sociales.