Los diez mandamientos para vivir más, mejor y ser feliz

Los médicos de familia elaboran un decálogo de buenas conductas para plantar cara a la crisis

LAVERDAD.ES , MURCIA
Foto: AP/
Foto: AP

La Sociedad Murciana de Medicina de Familia y Comunitaria (SMUMFYC) anima a los murcianos a adoptar un estilo de vida saludable para vivir más tiempo, con mejor calidad y más felices. Los médicos de familia, a través del Grupo de Trabajo de Educación Sanitaria y Promoción de la Salud de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), en la que está integrada SMUMFYC, han elaborado un decálogo que busca cuidar y mejorar la salud de la población española justo en un momento en que crece el desánimo a consecuencia de la crisis económica.

Entre las medidas a adoptar, se recomienda una alimentación variada y equilibrada, reducir el consumo de alcohol, hacer ejercicio de forma regular, dejar el tabaco y otras drogas, no correr riesgos innecesarios en el sexo, protegerse adecuadamente del sol, conducir de forma responsable, tener ilusiones que nos levanten todos los días, reírse y cuidar las relaciones sociales. «Somos nosotros quienes tenemos mayor responsabilidad sobre nuestra salud», expone el presidente de SMUMFYC, el doctor Juan de Dios González Caballero. «Adquirir una conducta saludable o cambiar una no saludable por otra que lo sea es un proceso activo en el que todos debemos ser protagonistas. Los médicos de familia estamos precisamente a disposición de los pacientes para ayudarles, asesorarles y acompañarles en esa transformación con el propósito de vivir más y mejor y de ser más felices».

El 'Decálogo para vivir más, mejor y más feliz' incluye estas sugerencias:

1. ALIMENTACIÓN. Debe ser suficiente, para mantener o conseguir un peso saludable. Variada, comer un poco de muchos alimentos para evitar la carencia de nutrientes. Equilibrada, comer todos los días de todos los grupos. Segura, no correr riesgos y elegir alimentos de origen seguro, con atención al envasado correcto e íntegro. Apetecible, cocinar bien es un arte y hay que cuidarlo. No hay duda: elegir la dieta mediterránea.

2. ALCOHOL. El consumo debe ser cuanto menor, mejor. Nada en embarazadas y niños si se va a conducir.

3. DEPORTE. Hacer ejercicio, adecuado a la edad y a la condición física de cada uno, de forma regular. Cualquier actividad cuenta, como subir por la escalera. Se aconseja 1 hora diaria, al menos 5 días a la semana.

4. TABACO Y DROGAS. Se aconseja dejar el tabaco. El consumo de tabaco es la causa evitable más importante de enfermedad y muerte en nuestro país. Evitar los espacios contaminados por el humo del tabaco, ya que el tabaquismo pasivo es causa de diversas enfermedades. Ninguna droga es saludable.

5. CONSUMO DE MEDICAMENTOS. Hacer un consumo racional, siempre bajo la supervisión de un sanitario cualificado y siempre acompañado de un estilo de vida saludable.

6. SALUD SEXUAL. En este campo no hay que correr riesgos innecesarios. Si se ha tenido alguna conducta de riesgo, hay que hacerse un estudio. Si se padece alguna enfermedad de transmisión sexual, evitar contagiarla a otras personas. Disfrutar del sexo con salud.

7. TOMAR EL SOL. No abusar. Con media hora al día es suficiente para cubrir nuestras necesidades fisiológicas. Las radiaciones solares se acumulan a lo largo de toda la vida, hay que protegerse adecuadamente.

8. CONDUCCIÓN RESPONSABLE. Abstención absoluta de alcohol si se va a conducir. Usar el cinturón de seguridad en coches, el casco en motos y bicicletas, y las sillas para niños. No usar el teléfono móvil al volante.

9. SER POSITIVO. Tómate las cosas con calma y evita el estrés. Hay que descansar lo suficiente. Buscar un sentido a la vida, una pasión, un propósito, una ilusión que nos impulse a levantarnos todos los días.

10. PARTICIPAR EN LA COMUNIDAD. Conectar con las demás personas, practicando la autoestima positiva. Pertenecer a su comunidad. Una buena integración social y participativa, procurando tener unas relaciones sociales cordiales, nos ayuda en nuestra salud psíquica. Reírse es súper saludable; la risa tiene poder curativo.