El 'tablet' sustituirá a los libros en 25 institutos de la Región

Los centros ofertarán tanto el modelo de enseñanza tradicional como el digital y serán las familias las que decidan en cuál matriculan a sus hijos

LAVERDAD.ES , MURCIA

El consejero de Educación, Formación y Empleo, Constantino Sotoca, anunció hoy que la enseñanza digital llegará a 25 institutos de Educación Secundaria el próximo curso escolar, gracias a la puesta en marcha del programa e-XXI que presentó esta mañana junto al director general de Recursos Humanos y Calidad Educativa, Joaquín Buendía.

Sotoca destacó que la implantación de este modelo de enseñanza supone una transformación cultural y tecnológica muy significativa, por lo que su desarrollo será voluntario y progresivo, y aunque la Consejería garantizará su implantación hasta 4º de la ESO, deberá contar para su puesta en marcha con el visto bueno de toda la comunidad educativa del centro, tanto del claustro del profesores como de las familias.

El consejero explicó que el proyecto comenzará con alumnos de primero de Secundaria en 25 centros de la Región, para lo cual la Consejería ha lanzado una convocatoria específica para los centros interesados, que deberán cumplir con los requisititos mínimos para garantizar la buena implantación del programa e-XXI.

En concreto, se tendrá en cuenta la trayectoria de los centros en el uso de las TIC, su participación en proyectos de innovación, así como la experiencia y la formación de su profesorado en este campo. Además, se valorará el proyecto que cada centro haya presentado, su calidad, su viabilidad, y las garantías y estrategias que ofrece para su correcta finalización y continuidad en los próximos cursos.

El consejero recordó que el plazo para solicitar plaza escolar será del 1 al 28 de marzo, y aseguró que durante este periodo, los centros educativos ya podrán ofertar tanto el modelo de enseñanza tradicional, como el nuevo modelo de enseñanza digital, y serán las familias las que decidan si quieren o no este modelo en aquellos centros donde vayan a matricular a sus hijos. Con todas las solicitudes de admisión recogidas, los centros organizarán los grupos en función de las opciones voluntariamente elegidas.

Íntegramente digital

El titular de Educación aseguró que se trata de una enseñanza íntegramente digital donde todo el currículum escolar se seguirá a través de soportes digitales, desde los cuales, el alumno accede a todas las áreas del currículum y a los contenidos digitales que el profesor selecciona previamente para el. Así, tendrán acceso no sólo al libro de la materia correspondiente, sino a toda una serie de recursos digitales e interactivos que hacen mucho más motivador el proceso de enseñanza y aprendizaje.

Sotoca destacó la flexibilidad como uno de los aspectos más importantes que caracteriza este modelo de enseñanza, porque la tecnología facilita una metodología más adaptada a las necesidades del alumno, donde el profesor marca el ritmo, el nivel de refuerzo y profundización que cada uno necesite para alcanzar el cien por cien de su rendimiento académico.

Aquellos alumnos que opten por este modelo, deberán asistir a clase con cualquier dispositivo digital que le permita seguir el contenido de curso, ya sea un ordenador portátil, un netbook, o una tablet. La Consejería recomendará a las familias que los dispositivos cumplan una serie de requisitos en cuanto a tamaño y resolución de pantalla, conexión, o sistema operativo, por ejemplo.

En cuanto al precio de los mismos, el consejero explicó que en el caso de que las familias no dispongan aún de un dispositivo adecuado, el coste estimado para adquirir uno, ronda los 150 euros, pero subrayó que es un coste que las familias rentabilizarán durante los cuatro años que la Consejería garantiza que estará en marcha este proyecto.

Apoyo y recursos

Desde la Consejería facilitarán a los centros los mejores recursos para que haya una implantación adecuada del modelo de enseñanza digital, y para que los profesores puedan realizar su tarea docente en las mejores condiciones. En este sentido, aseguró que durante este curso se están digitalizando todas las aulas de 1º de la ESO, en el marco del programa Aula XXI, por lo que los centros seleccionados contarán con la infraestructura y el equipamiento necesario para su puesta en marcha.

Pero además, la Consejería pondrá a disposición de los centros, plataformas educativas, equipos informáticos de apoyo en los distintos departamentos del centro, un servicio de soporte técnico durante los primeros meses desde su puesta en marcha, y formación personalizada al en función de las necesidades del profesorado.

En cuanto a las plataformas educativas, el consejero destacó que una de las ventajas de estos entornos digitales es que las familias van a tener acceso directo a los resultados que obtengan sus hijos en los distintos ejercicios y evaluaciones de cada unidad, así como a la relación de tareas pendientes cada día, por el alumno, por ejemplo.

Equitativo y asequible

Sotoca reiteró el carácter voluntario del programa y aseguró que su puesta en marcha no supondrá un encarecimiento a las familias, a quienes garantizó, además, el acceso en igualdad de oportunidades. En este sentido, explicó que el precio del lote de libros digitales para 1º de la ESO, oscila entre los 35 y los 95 euros, un precio notablemente inferior a los 200 o 250 euros que cuesta el mismo lote, en formato papel o convencional.

Asimismo, el titular de Educación, aseguró que las familias con rentas bajas participarán en la misma convocatoria de subvenciones para la adquisición de material escolar y de libros, ya sea en un formato o en otro y sin que haya ningún tipo de distinción.

La Consejería viene apostando, desde hace años, por la innovación tecnológica y la integración de las TIC en el Aula, lo que le ha llevado a desarrollar numerosas iniciativas en este campo, entre las que destacan, la plataforma de gestión de centros Plumier XXI, el proyecto de comunicación con las familias, Mirador, la digitalización de aulas, el impulso de una potente red de infraestructuras tecnológicas o los convenios con Microsoft y Google. Una apuesta a la que se suma ahora el despliegue de la enseñanza digital, con el programa e-XXI.