El Ayuntamiento 'fichará' a los clientes de las prostitutas para castigar la reincidencia

Las multas serán más duras si se ejerce cerca de zona escolar y en núcleos urbanos muy poblados

M. J. MONTESINOSMurcia
Una prostituta, a la espera de clientes, en una carretera de acceso a Murcia. :: Vicente Vicéns/ AGM/
Una prostituta, a la espera de clientes, en una carretera de acceso a Murcia. :: Vicente Vicéns/ AGM

La futura ordenanza que prepara el Ayuntamiento castigará tanto a las prostitutas como a los clientes, aunque a éstos con más dureza. Además se realizará un Registro de Clientes, que tengan más de una sanción, con el fin de castigar con multas más fuertes a los reincidentes. Éstas son algunas de las líneas básicas sobre las que pivotará la ordenanza, en cuyo borrador está trabajando ya el Ayuntamiento, bajo la coordinación de la concejal de Seguridad, Nuria Fuentes.

El equipo de trabajo, del que también forman parte la concejal y los técnicos de Sanidad, y Policía Local, tiene sobre la mesa distintas ordenanzas de otras ciudades españolas, así como el modelo elaborado por la Federación de Municipios y Provincias. «Pero no nos vamos a ceñir a este modelo -explica Nuria Fuentes- sino que vamos a entresacar de cada ordenanza aquello que nos parezca más conveniente para Murcia».

Así, por ejemplo, se descarta seguir el ejemplo del Ayuntamiento de Málaga en donde al cliente se le da un primer aviso y se le sanciona a partir de la segunda vez. «Nos han dicho que no es operativo», dice Fuentes.

Al estilo de Cataluña

Respecto al Registro de Clientes, hay algunas ciudades y comunidades autónomas, como Cataluña, que ya lo tienen. «Veremos cómo se hace porque hay que respetar la Ley de Protección de Datos», apostilló Nuria Fuentes, quien agregó que «se trata de actuar de forma parecida a lo que hacemos con los gorrillas, en donde se les sanciona por invadir la vía pública y se multa con más dureza la reincidencia por desacato a la autoridad».

Otro de los ejes de la futura ordenanza es que se castigará con multas de mayor cuantía cuando la prostitución se ejerza en zonas especialmente sensibles, como los aledaños a los colegios, o los núcleos urbanos con más población». En Murcia, ya se han dado varios casos, y en reiteradas ocasiones los vecinos del barrio del Carmen se han quejado de que se ejerce la prostitución a plena luz del día y prácticamente en la puerta de los colegios del barrio.

Granada, municipio gobernado también por el PP, no prohíbe la prostitución con carácter general, pero sí su ejercicio a menos de 200 metros de las zonas residenciales, centros educativos, comerciales y empresariales. Su ordenanza, que contó también con el apoyo del PSOE, prevé sanciones de hasta 3.000 euros para meretrices y clientes.

El gobierno municipal de Castellón también aprobó una Ordenanza de Convivencia Ciudadana, que entró en vigor el 2 de noviembre de 2008, que penaliza tanto la prostitución como la mendicidad, con sanciones económicas desde 750 a 3.000 euros a las actividades o actuaciones impropias de prostitutas o mendigos, y la posibilidad de sustituirlas por trabajos para la comunidad. No obstante, según fuentes municipales, no se sanciona a la prostituta, sino al proxeneta.

En Barcelona están previstas multas más altas para los clientes y los proxenetas, si bien para las prostitutas se estipulan sanciones más leves. Pueden conmutar la multa si participan en un curso de inserción.

Al Pleno de abril

La concejal de Seguridad, Nuria Fuentes, inició la ronda de reuniones con diversos colectivos la semana pasada tomando como base las ordenanzas de regulación de la prostitución existentes en otras ciudades, y que han sido estudiadas de forma pormenorizada. La edil tiene previsto contar con un borrador a mitad de marzo, con el fin de que el texto de la ordenanza pueda ir a aprobación inicial en el Pleno del próximo mes de abril para sacarla a exposición pública, con el fin de que cualquier particular o asociación pueda presentar alegaciones.

Respecto al importe de las sanciones, ésta será una de las últimas cuestiones que se aborden. Entre colectivos de comerciantes, asociaciones de vecinos y pedáneos consultados por 'La Verdad' piden fuertes multas para los clientes y proxenetas, con importes superiores a los 1.000 euros.

Desde la Concejalía de Seguridad que dirige la edil Nuria Fuentes se informa de que durante el periodo de elaboración del borrador de la ordenanza está a disposición de todos aquellos que quieran aportar ideas y sugerencias el correo electrónico seguridadyrecursoshumanos@ayto-murcia.es para que puedan enviarlas y enriquecer así el texto de la futura normativa.