«Nada se ha dejado a la improvisación para formar a estos profesionales»

El decano Honorario del Grado en Medicina, Pedro Guillén, ha defendido la calidad de la docencia que recibirán los alumnos de la titulación ofertada por la UCAM, presentada hoy

EP ,MURCIA

La Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM) ha presentado este jueves su Grado en Medicina, donde la formación en Humanismo Cristiano e introducción de las TIC en la docencia serán algunas de las características más importantes a las que estará vinculado.

El Grado en Medicina, que se ha presentado en el Templo del Monasterio de los Jerónimos, formará parte, a partir de este curso 2012-2013, del catálogo de Grados que imparte la institución universitaria.

El fundador de la Académica Internacional de Filosofía, Josef Seifert, ha impartido durante el acto una conferencia en la que ha disertado sobre 'La cuádruple fuente de la dignidad de la persona y su papel fundamental para la Bioética'.

Durante la presentación, también han intervenido el presidente de la UCAM, José Luis Mendoza; el decano Honorario del Grado en Medicina, Pedro Guillén; el vicedecano del Grado, Jerónimo Lajara; y la rectora de la Universidad, Josefina García, según fuentes de la institución docente.

El doctor Pedro Guillén ha incidido en que "nada se ha dejado a la improvisación en la formación de los futuros profesionales de la Medicina que comienzan sus estudios en la Católica, por el cariño a la UCAM y por el respeto a las autoridades de la Universidad".

Sobre la formación de los estudiantes de Medicina, el doctor Guillén ha incidido en que "porque el enfermo en sí, además de estar enfermo, tiene su biografía alterada, y para que él te deje andar por sus entresijos, tienes que ser cercano, acercarte con mucho humanismo entendiendo su enfermedad".

"En esta Universidad, vamos a hacer un esfuerzo para que técnicamente sean excelentes, pero que en su alforja lleven esa miaja de ética y también de humanismo", ha puntualizado.

Por su parte, el presidente de la UCAM ha resaltado el apoyo que la institución universitaria ha recibido del presidente del Gobierno de la Comunidad, Ramón Luis Valcárcel, para la puesta en marcha de Medicina; del doctor Pedro Guillén; y de todos los profesionales que van a colaborar en esta labor, como el vicedecano, y grandes catedráticos y doctores.

NUEVAS TECNOLOGÍAS EN MEDICINA

En la misma línea se ha referido el vicedecano del Grado en Medicina de la Universidad, Jerónimo Lajara, que ha afirmado que "los estudiantes van a recibir unos contenidos teóricos ricos, los que necesita un médico hoy día; también recibirán una preparación para el MIR desde primero, y además le vamos a dar una conciencia sobre lo importante que es la investigación, y la investigación dentro del Humanismo Cristiano, con las bases de la medicina centrada en la persona".

Lajara ha señalado, entre las nuevas tecnologías que se utilizarán en el grado en Medicina, la tabla de disección virtual, que servirá para repasar anatomía y patología, y que los alumnos utilizarán durante toda la carrera. Destaca que es la primera tabla de España y la segunda de Europa.

También ha señalado, entre otras tecnologías innovadoras que se emplearán en las aulas de Medicina, el microscopio electrónico de barrido; el proyector HD con conexión HDMDI, y el Polimedia Sistema Sakai.

La rectora de la Universidad, Josefina García Lozano, ha resaltado la importancia del Grado en Medicina para la UCAM, y ha recalcado que el nuevo grado "comienza con todas las garantías docentes y unas completas instalaciones dotadas de los últimos avances tecnológicos en el campo de la medicina".

El fundador de la Académica Internacional de Filosofía, Josef Seifert, durante su conferencia ha subrayado que el valor denominado 'dignidad' "es un valor intrínseco de una persona que no depende en absoluto de nuestros gustos subjetivos".

Además, Seifert ha explicado "el valor 'dignidad' no significa únicamente un valor objetivo intrínseco, que también los animales poseen, sino también un valor muy elevado y sublime; en su sentido más estricto, solo pertenece a personas. Ser una persona- ya sea sana o enferma, masculina o femenina, vieja o joven, consciente o en coma- es la primera base de la dignidad humana".