Cinco murcianos muertos por las riadas en la Región y Almería

Una niña de 10 años y un hombre de 65 han fallecido arrastrados por la tromba de agua en Puerto Lumbreras, un anciano también ha perdido la vida al caer su coche al Reguerón en Sangonera la Verde y un matrimonio de Águilas ha perecido sepultado por el lodo en Cuevas de Almanzora | Otras dos personas están desaparecidas

EFEMurcia
Foto: LVT/
Foto: LVT

Dieciséis meses después de los devastadores terremotos de Lorca, la tragedia ha vuelto a cebarse con la comarca del Guadalentín. Esta vez no tuvo la culpa la tierra, sino que el desastre vino del cielo en forma de diluvio universal. Y las consecuencias son terribles. En total, cinco murcianos han perdido la vida este viernes en la Región y Almería, y otros dos permanecen desaparecidos.

Una niña de diez años y un hombre de sesenta y cinco han muerto arrastrados por la riada que ha inundado Puerto Lumbreras, según ha informado a laverdad.es la Guardia Civil. Los cadáveres han sido hallados en la rambla Puerto Lumbreras, a la altura de la Diputación de Almendricos. Estaban en el interior de sendos coches que habían sido arrastrados por la corriente. La niña fallecida viajaba en compañía de otras dos personas que han podido salvar la vida. Además, la Benemérita da por desaparecida a una mujer de mediana edad que, presumiblemente, podría haber sido arrastrada por la fuerza del agua. Un portavoz de la Comunidad asegura que el abuelo de la niña muerta también está siendo buscado sin éxito y, por tanto, se teme lo peor.

A estas dos víctimas hay que sumar otras tres más. Por un lado, un hombre de avanzada edad cuyo vehículo ha caído al canal del Reguerón, a la altura de la pedanía murciana de Sangonera la Verde. Los bomberos han rescatado el cadáver después de realizar arriesgadas maniobras en el cauce, que discurre a rebosar de agua y barro. Los otros dos fallecidos son un matrimonio de Águilas, que ha sido encontrado en el interior de un vehículo en Cuevas del Almanzora (Almería) que había sido cubierto por el lodo como consecuencia de uno de los torrentes de agua y barro que han castigado a la pequeña población de Rambla de Guazamara. Se trata de un hombre de unos 71 años y su esposa, dueños de una propiedad en esta pequeña población almeriense que visitaban asiduamente. Según el alcalde de Cuevas del Almanzora, Jesús Caicedo, el vehículo en el que viajaban habría sido "arrollado" por un torrente, motivando la muerte de estas dos personas. "Es una desgracia", ha manifestado el primer edil.

El presidente del Gobierno regional, Ramón Luis Valcárcel, se ha desplazado a la zona de la tragedia en Puerto Lumbreras, según fuentes de la Comunidad.

La Dirección General de Seguridad Ciudadana y Emergencias está ubicando en Puerto Lumbreras su Unidad Móvil de Mando. Allí se encuentran el consejero de Presidencia, Manuel Campos; el director general de Seguridad Ciudadana y Emergencias, Luis Gestoso; así como técnicos de la DGSCE.

La Unidad Móvil de Mando tiene previsto instalarse en la confluencia de las avenidas de la Región de Murcia y del Orfeón Fernández Caballero, en Puerto Lumbreras, según informa el Centro de Coordinación de Emergencias.

Las lluvias de hasta 177 litros por metro cuadrado registradas en la zona del Guadalentín han provocado la evacuación de vecinos de Lorca y Puerto Lumbreras, algunos de los cuales se encontraban refugiados en los tejados de sus viviendas, cortes en el tráfico férreo de la zona y el hundimiento de dos puentes. Las personas evacuadas han sido trasladadas al Parador de Puerto Lumbreras.

Los municipios más afectados hasta el momento por las lluvias son Lorca y Puerto Lumbreras, y hasta este último se han desplazado un centenar de militares del III Batallón de Intervención en Emergencias (BIEM II),con base en Bétera (Valencia) con 6 autobombas, 2 camiones nodriza y 1 equipo de bombeo para colaborar con las autoridades municipales en el desalojo de agua de las ramblas desbordadas.

Las precipitaciones han provocado este viernes por la tarde en Puerto Lumbreras el hundimiento del puente que se encuentra en el punto kilométrico 584 de la autovía A7, que une las localidades murcianas de Lorca y Puerto Lumbreras, tras lo que se habilitó un itinerario alternativo en la autopista de peaje Cartagena-Vera (Almería), cuyo asfalto, poco después, también se ha derrumbado sobre la calzada.

Aunque en ninguno de estos casos se han registrado daños personales, sí que se han tenido que realizar rescates en zodiac en pedanías de Lorca como La Torrecilla, próxima al municipio de Puerto Lumbreras, donde los vecinos se han refugiado de la crecida del agua en los tejados de sus casas.

También se ha desalojado con medios acuáticos el centro comercial Parque Almenara, en la pedanía lorquina de Campillo, donde clientes y personal se han refugiado en la segunda planta, y se ha evacuado a los vecinos de calles e instalaciones próximas al cauce del Guadalentín, tanto en Lorca como en Puerto Lumbreras.

Así mismo, se han producido desprendimientos de rocas en la colina del Castillo de Lorca, y los túneles de la A7 bajo la alcazaba se han cerrado con carácter preventivo, según ha explicado el alcalde de la localidad, Francisco Jodar, quien ha manifestado que su mayor temor era que la tromba de agua afectara a viviendas dañadas por los terremotos de mayo de 2011 y que pudieran desplomarse, aunque la evaluación realizada solo ha constatado agrietamientos en algunos muros y caídas de algún paramento.

Las fuertes lluvias también han ocasionado que se haya suspendido el tráfico ferroviario entre Murcia -Lorca y Águilas, cuyos puntos más afectados han sido los trayectos entre Alhama-La Hoya- Lorca y Pulpi-Águilas.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, visitará este sábado la Región para conocer de primera mano los daños causados por la catástrofe. El presidente Valcárcel le transmitirá la necesidad de que se delcare zona catastrófica y que, por tanto, el Estado envíe ayudas a los damnificados.