«No soy Juan Muñoz, soy Belén Esteban con barba»

El ex componente del grupo humorístico 'Cruz y Raya' dio el pregón de las fiestas y destacó la profesionalidad de las representaciones de los diversos actos históricos en la ciudad

«No soy Juan Muñoz, soy Belén Esteban con barba»

Miles de cartageneros se congregaron anoche frente al Palacio Consistorial para poder ver en persona y escuchar al cómico Juan Muñoz, pregonero de la XXIII edición de las fiestas de Carthagineses y Romanos, más conocido por ser la voz del ogro Shrek y ex de Cruz y Raya.

Para romper el hielo, Juan Muñoz recurrió a las noticias que antes de conocer la identidad del pregonero circulaban por Internet: «No soy Juan Muñoz, soy Belén Esteban, lo que pasa es que me he dejado crecer un poco la barba, aseguró entre risas. Además, por si acaso su discruso no gustaba, indicó que había dejado el coche en marcha para irse lo antes posible».

Vestido de paisano, el cómico y actor tiró desde el balcón del Ayuntamiento folletos publicitarios sobre sus números y recordó el rodaje de su ex compañero, José Mota, en el Teatro Romano. «Le pregunté si quería venir, y me dio un consejo, que entrara en los bares porque la relación calidad precio era muy buena, pero que no fuera al Teatro Romano porque te dejaban clavado». Esta frase, que provocó las carcajadas de muchos festeros, la dijo en alusión a la trama de la película La Chispa de la Vida, rodada en Cartagena.

El pregón se centró en Cartagena, su población, su historia y sus fiestas, aunque también pasó de puntillas por temas políticos. Para ilustrar algunos de estos temas, Muñoz recurrió a uno de los personajes que acostumbra a imitar, el gitanillo, con el que dijo que «las espadas de los carthagineses no se llaman falcata, sino que son chatarra».

Sin olvidar a los romanos ni a las romanas, por los que confesó tener cierta simpatía, a ellas, precisamente, les hizo una advertencia. «Si vais a la playa no os bañéis que hay muchos calamares y, ya se sabe, que los calamares van a la romana».

Durante su alocución, que duró cerca de 25 minutos, Muñoz, saludó a Tropas y Legiones, a la vez que hacía chistes sobre los nombres de cada una. Agradeció que le invitaran a pregonar las fiestas y recordó que ha venido a Cartagena «no altruistamente, sino gratismente».

En los últimos minutos del discurso, Juan Muñoz prometió promocionar las fiestas de Carthagineses y Romanos por todas las ciudades que visite y les deseó a los festeros salud y suerte.

En el acto intervinieron el Presidente de la Federación de Tropas y Legiones, Antonio Madrid, así como el Sufeta presidente del consejo Carthaginés, Ramón Jerez, el presidente del Senado Romano, Julio Guillamón.

Los festeros entregaron el nombramiento de Festero Honoris Causa al director del ARQUA, Xavier Nieto, por las lecciones magistrales impartidas en conferencias y por apostar por las fiestas.

Antes del acto del pregón, tuvo lugar el encendido del fuego sagrado en la explanada del Muelle.