Miles de manifestantes claman contra la reforma laboral

Los sindicatos cifran entre 20.000 y 25.000 los asistentes a la marcha y convocan otra para el 29-F a las 19.30 horas

EFE , R. HERNÁNDEZ MURCIA

Miles de personas, unas 25.000 según los convocantes, los sindicatos CC OO y UGT, se han manifestado hoy por el centro de Murcia para mostrar su rechazo a la reforma laboral por considerarla "pensada para satisfacer a los empresarios, injusta para los trabajadores e inútil para crear empleo".

Al término de la manifestación, los sindicatos han convocado otra marcha en protesta por la reforma laboral, para el próximo miércoles 29 de febrero, a las 19.30 y con salida, al igual que hoy, desde la plaza Fuensanta. Ese día, todos los sindicatos europeos protestarán contra los recortes.

La protesta, sobre la que la Policía Nacional no ha querido facilitar cifras, ha partido desde la plaza de la Fuensanta de Murcia alrededor de las 11.30 horas y ha finalizado frente a la Delegación del Gobierno en Murcia , cerca de las 13 horas, donde se ha leído un manifiesto.

La manifestación ha estado encabezada por una pancarta de grandes dimensiones, en la que se podía leer "No a la reforma laboral. Injusta, ineficaz e inútil", tras la que marchaban los secretarios generales de UGT, Antonio Jiménez, y de CC OO, Daniel Bueno, quienes han calificado esta medida de "regresiva", ya que supone "un retroceso al siglo XIX en derechos laborales".

Presencia de dirigentes del PSRM

A ritmo de batukada, los manifestantes, entre los que se encontraban dirigentes socialistas como Pedro Saura, Rafael González Tovar o Ramón Ortiz, y de IU como José Antonio Pujante, han recorrido la Gran Vía de Murcia coreando consignas como "Esta reforma la vamos a parar", "Esas gaviotas nos toman por idiotas" o "El pueblo unido jamás será vencido".

Un hombre vestido de papa, que decía haber venido a bendecir la manifestación, varias personas con disfraces de presos y pancartas en las que ponía "Hermanos a los 36 años, dos meses y 20 días, Franco, resucitó!", o un par de jóvenes con gorros de cocinero y caretas de esqueletos, que afirmaban ser la reforma laboral, han puesto la nota de color a esta protesta.

La marcha ha transcurrido tranquila y sólo ha habido un momento de pequeña tensión, cuando, frente al Banco de España, un grupo del sindicato CGT ha increpado a los convocantes al grito de "CC OO y UGT, sindicatos del poder", a lo que los manifestantes han respondido al grito de "no nos mires, únete".

El dirigente de CC OO, Daniel Bueno, ha afirmado que la reforma laboral es rechazada por la mayoría de los trabajadores del país porque es "injusta" porque supone "volver al ordeno y mando del empresario, se carga la negociación colectiva, cambia el estatuto del trabajador por el estatuto del empresario y desmonta todo lo conseguido hasta ahora".

En este sentido, el secretario general de UGT, Antonio Jiménez, se ha mostrado convencido de que esta reforma destruirá más empleo que la anterior, con la que en España se contabilizaron más de 700.000 despidos y en la Región alrededor de 18.000, ya que "introduce el despido libre y gratuito".

"De hecho ya existen dos casos de empresas del sector agroalimentario, ubicadas en Mula y Campos del Río, que han rescatado el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que habían presentado con la anterior reforma laboral para plantear los despidos con este nuevo escenario. Unos despidos que afectan a cientos de trabajadores", ha explicado Jiménez.

Con respecto a la posibilidad de que se produzcan modificaciones a esta reforma durante su tramitación parlamentaria, ambos dirigentes han coincidido en que el Gobierno de España no tiene voluntad de "cambiar nada y lo más probable es que, en todo caso", se empeore".

A esta protesta, que se ha llevado a cabo de forma simultánea en 57 ciudades de toda España, le seguirá otra manifestación el 29 de febrero, convocada por la Confederación Europea de Sindicatos bajo el lema "Por el empleo y los derechos sociales".

No obstante, en paralelo a estas movilizaciones CC OO y UGT prosiguen sus reuniones con los grupos parlamentarios para intentar convencerles de que durante la tramitación del decreto ley de la reforma laboral les apoyen y desaparezca del texto la parte que invade las cuestiones acordadas con la patronal.

Fotos

Vídeos