González Veracruz, una carrera de vértigo

ANTONIO PÉREZ , MURCIA
González Veracruz, una carrera de vértigo

Licenciada en Bioquímica, su verdadera carrera ha sido la política. El puño y la rosa forman parte de su iconografía de referencia desde su infancia. No por casualidad su padre controla la agrupación socialista de Vistalegre (ahora denominada Este) de la capital y es el delegado del Gobierno en la Región. Un entorno político que ya se le ha quedado pequeño a la joven María González Veracruz (Murcia, 1979).

Diputada en la Asamblea Regional desde 2007, cuando fue la flamante número 2 de Pedro Saura, ahora alterna el orden con el aún secretario general de los socialistas murcianos en la lista al Congreso, tras una conflictiva elaboración de candidaturas, en la que Veracruz fue la clave para solventar la soterrada pugna entre Saura y su padre.

A medio camino entre Madrid y Murcia desde que en 2008 accedió a la Secretaría de Tecnología e Innovación (es una constante tuitera y bloguera) de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, una duplicidad de responsabilidades que mantiene durante esta campaña, en la que es cabeza de lista e integrante del equipo electoral de Rubalcaba al mismo tiempo, está por ver si el salto al ruedo de la política es irreversible o una atalaya desde la que volver cuando pinten mejor las cosas para los socialistas de la Región.

Habituada al cuerpo a cuerpo en tertulias y debates, Veracruz se ha estrenado como cabeza de cartel en grandes mítines y está por ver qué papel jugará en el grupo parlamentario socialista, previsiblemente en la oposición, durante la próxima legislatura. Preparación no le falta, de sus años como secretaria general de las Juventudes Socialistas de Murcia y presidenta del Comité de Juventudes Socialistas de España.

Soltera y sin hijos es, nunca mejor dicho, un buen partido.

Fotos

Vídeos