Valcárcel pide que digan "dónde hay que meter la tijera"

El jefe del Gobierno regional manifestó su "sorpresa" por la "virulencia y violencia de las protestas" de los funcionarios

EFE , CARTAGENA

El presidente del Gobierno regional, Ramón Luis Valcárcel, defendió este jueves, en la Asamblea Regional , la "necesidad" de aprobar la ley de medidas extraordinarias cuyo principal efecto inmediato será el recorte sueldos a funcionarios, como el "catálogo de medidas coyunturales que permitirá garantizar el mantenimiento de los servicios públicos" y pidió a los representantes sindicales que acepten su convocatoria "al diálogo para sentarse a hablar" sobre su aplicación, en lugar de mostrar su descontento de manera "virulenta" y "violenta".

El jefe del Ejecutivo autonómico, que ayer no pudo recoger el premio que le iba a entregar la Cadena Ser en la Cámara de Comercio por una protesta de funcionarios que acabó a las puertas de su casa, declaró anoche a 'La Verdad' que "no me someto al chantaje de nadie". En la misma línea, recalcó hoy en la Asamblea que no claudicará ante "la presión callejera ni ante quienes escupen, insultan o tiran huevos a una de mis hijas".

Al mismo tiempo que unas 2.000 personas mantenían cercada la Cámara autonómica, Valcárcel advirtió que ese llamamiento al diálogo no le impedirá demostrar "firmeza" en la aplicación de esta ley "para garantizar" la sostenibilidad de la sanidad y la educación, asegurando "los recursos financieros para ello".

"No es para mantener un presunto despilfarro sino para hacerlo con el nivel de gasto social, que ahora nadie se acuerda, pero ascendió un 20 por ciento esta legislatura, respecto a la pasada", subrayó.

El jefe del Gobierno regional manifestó su "sorpresa" por la "virulencia y violencia de las protestas que se hacen aquí, en la cámara y también fuera" por la rebaja salarial de funcionarios.

"Durante los últimos años dignificar a los profesionales de educación, a los que se subió un 15,83 por ciento el salario entre 2007 y 2011, y a los de la sanidad, para los que el aumento salarial ha sido del 60 por ciento desde que se iniciaron las transferencias", indicó.

"Lo hemos hecho cuando ya arreciaba la crisis, cuando otras comunidades no lo hacían y Rodríguez Zapatero iniciaba su tijeretazo", apuntó para recordar que eso ha sido compatible "con un plan de austeridad que ha permitido ahorrar 175 millones de euros".

"¿Dónde está ese despilfarro en el mantenimiento de los servicios públicos? ¿Quieren que pongamos guardias jurado en la puerta de los hospitales para evitar el acceso de quienes acuden? ¿Dejamos de construir colegios?", se preguntó Valcárcel. Y exigió a la oposición que diga "dónde hay que meter la tijera".

Deuda, no déficit

Valcárcel dio a entender que la aprobación de la ley y las medidas de recorte en el incluidas parte de "la imposición legal" que, a su juicio, supone que se fije el déficit como argumento para no autorizar la emisión de deuda regional .

Se preguntó "por qué hay tanta obsesión con Murcia". "Déjennos en paz. Somos capaces de salir adelante nosotros solos", subrayó.

"Esta era y es la mejor opción. Tenemos capacidad de endeudamiento y podíamos utilizarla, pero no se nos deja. Se dicen disparates como que nos hemos endeudado mucho este año, cuando podíamos hacerlo", apuntó Valcárcel.

Por eso, el presidente regional anticipó que no olvidará que se haya impedido ahora el recurso al endeudamiento.

Asimismo, acusó el PSOE de "traicionar los intereses de la Región de Murcia, al "callarse sumísamente cuando se paga a otras comunidades la deuda histórica" y "justificar que no se nos pague la que se nos debe.

"Cabe preguntarse dónde ha estado usted, señora García Retegui, y la respuesta es que estaba en la puerta de mi casa", indicó, en referencia a la presencia de la líder socialista en la manifestación de ayer, negada por ella.