El Hispania Racing ya está en Barhein

Los camiones de la escudería llegan al primer circuito sin haber podido probar sus monoplazas

R. BASTIDA | MURCIA
El Hispania Racing ya está en Barhein

El largo camino recorrido por la primera escudería española en la Fórmula 1, desde los primeros rumores de su nacimiento hasta la definitiva puesta en pista de sus bólidos, llegará a su fin este viernes, cuando el Hispania Racing F1 Team ponga sus monoplazas sobre el asfalto del circuito de Shakir, primera prueba del calendario.

El Hispania Racing se encuentra ya en Barhein, donde competirá este fin de semana con la insólita desventaja de no haber podido probar los nuevos monoplazas desarrollados por Dallara en los test de invierno. Así, los libres de mañana, jornada en las que habitualmente las escuderías realizan ajustes en los reglajes para apurar al máximo el rendimiento del coche, se convertirán para la escudería española en una jornada llena de incógnitas en la que los ingenieros podrán obtener los primeros datos del monoplaza presentado el pasado jueves en Murcia. Comenzará entonces un trabajo contra el reloj para tomar la salida el domingo con las máximas garantías.

El equipo ha llegado con los tres monoplazas que posee y encara el fin de semana lleno de dudas, pero cargado de optimismo.

El director del equipo, Colin Kolles, se mostró confiado ante las posiblidades de la base del HRT Cosworth. "Realmente creo que tenemos una excelente plataforma para construir y conseguir rendimiento en el año 2010. Ahora, tenemos que trabajar juntos. Tenemos que aprender juntos y seguir desarrollándonos como un equipo", aseguró.

El circuito

La pista, ubicada en la ciudad de Sakihir y que ha albergado hasta ahora 6 Grandes Premios, tiene una longitud de 5,412 kilómetros, a la que los pilotos darán un total de 57 vueltas.

Una de las principales preguntas de cara a la carrera es cuántos monoplazas de las llamadas escuderías 'Low Cost' llegarán a la meta. En total, los coches deberán soportar más de trescientos kilómetros con la máxima exigencia para las mecánicas, que impone la extrema temperatura del desierto sobre el que se construyó la pista.

El año pasado el vencedor en Bahrein fue el campeón del mundo Jenson Button, que con el Brawn GP marcó, ya de inicio, la clara distancia que mantendrían los bólidos de Ross Brawn durante media temporada con respecto a sus competidores. Este año no se esperan grandes sorpresas, una vez que las normas han quedado aclaradas y los diseños que el año pasado sorprendieron se han convertido en el estándar.

La vuelta rápida y la mejor pole siguen desde 2004 en manos de Michael Schumacher, el gran regreso de esta temporada y uno de los grandes alicientes para los aficionados, aunque no hay duda de que la primera ronda de la temporada de la Fórmula 1, con tres pilotos nacionales y la escudería de José Ramón Carabante vestida de gala para su estreno, no puede ocultar su acento español.

Los nuevos

En total, tres constructores de automóviles abandonaron al final de la pasada temporada la Fórmula Uno: Toyota, BMW y Renault. El primero fue comprado por Stefan GP, pero no dispone de inscripción para la presente temporada; el segundo regresa a las manos de Peter Sauber, que hará correr a Pedro de la Rosa; y el tercero, que mantiene el nombre de Renault, es ahora propiedad del empresario de luxemburgo Gerard López.

Además del equipo Hispania, otros dos debutarán en la presente edición del mundial, Lotus Racing, nombre legendario que nada tiene que ver con el equipo que fundara Colin Chapman, y Virgin Racing. La primera meta de la escudería española Hispania Racing será intentar situarse como la mejor de las nuevas. Ya rugen los motores.

Fotos

Vídeos