El realizador iraní Majidi prepara la primera película sobre la vida de Mahoma

Escogió Murcia para la presentación mundial de la película por ser el lugar donde nació en 1165 el místico y pensador sufí Ibn Arabí

EFE | MURCIA

El realizador iraní Majid Majidi prepara el rodaje de la que será la primera película de una trilogía que retratará la vida del profeta Mahoma desde su nacimiento hasta que cumplió 40 años y comenzó la profecía, lo que convertirá este filme en el único de la Historia que representa en carne y hueso a esta figura del Islam.

Así lo ha asegurado hoy en rueda de prensa en Murcia, ciudad que ha escogido para la presentación mundial de la película por ser el lugar donde nació en 1165 el místico y pensador sufí Ibn Arabí, de gran trascendencia entre los musulmanes y que da nombre a un nuevo premio de cine promovido por el ayuntamiento que Majidi recogió anoche.

Con un reparto que contará con actores del mundo islámico y algunos de Europa, la película se rodará en Marruecos, Irán, Siria, Jordania y, "probablemente", Yemen, según el cineasta responsable del único filme persa candidato al Oscar, "Niños del paraíso".

Majidi (Teherán, 1959) ha dicho que éste es su proyecto cinematográfico más ambicioso e importante porque pretende oponerse a la imagen "negativa y errónea" que del Islam se tiene en Occidente, que relaciona esta religión "con la violencia talibán y el terrorismo", cuando a lo que invita "en realidad es a la belleza, a la amistad, a la paz y al amor".

Aunque dice no tener miedo porque sólo quiere "mostrar la realidad", está "preocupado por la reacción de los ultra-ortodoxos" y "convencido y seguro" de los problemas que causará en el mundo islámico la violación de la interdicción de la representación iconográfica de Mahoma, por lo que se ha asesorado concienzudamente con varios ulemas y sabios, tanto suníes como chiíes y de distintas tendencias, para evitar esos problemas y estar "preparado para afrontar y resolver" cualquier revés que pueda generarse con su nueva película por esta circunstancia.

En su opinión, "para los círculos extremistas, la mera presencia de las mujeres en la vida pública es algo pecaminoso y prohibido, cuando para el auténtico Islam la mujer es clara, luminosa e influyente".

Preguntado por su opinión acerca de la situación del caricaturista danés amenazado y atacado por su viñeta de Mahoma, Majidi considera que el trabajo de Kurt Westergaard es "una ofensa a la dignidad" de la religión islámica.

"Es un ataque a los sentimientos de 1.400 millones de personas que la profesan en todo el mundo, un gran pecado, un insulto, un acto muy negativo y un caos, más que un ejercicio de libertad", ha precisado.

Además, hechos como éste "no suceden de forma fortuita, sino que se producen desde hace años de manera programada y sistemática para atacar al Islam con objetivos políticos determinados por parte de quienes los promueven", ha añadido.

A su juicio, "hay extremistas y fanáticos en todas las religiones, no sólo en la musulmana, sino también en la cristiana y en la judaica, pero eso no puede ser un obstáculo" para la creación artística, que considera una vía para "tender puentes de amistad", ya no entre los pueblos del mundo, sino entre "los Gobiernos, que son los que crean los problemas".

"En Afganistán e Irak mueren personas a diario desde hace años por objetivos e intereses de otros países y potencias como Estados Unidos, porque en la actualidad, como en la que época en la que vivió Mahoma, con esclavitud, infanticidios femeninos, salvajismo, barbarie, oscurantismo e ignorancia, quienes gozan de muchos bienes materiales someten a los demás".

A su juicio, además de un "buen y correcto conocimiento" de las diferentes culturas y religiones, "las relaciones culturales, las artes, el cine, son muy importantes para crear vínculos de amistad" entre los pueblos.

No obstante, el cine es un arma de doble filo porque "en muchas ocasiones Occidente ha mostrado en la gran pantalla un rostro falso y violento relacionado con el terrorismo, no con el Islam".

Respecto a Irán, ha señalado que "hay una campaña de propaganda mundial" contra su país natal, cuando su pueblo "es pacífico y no busca la guerra; es el único país independiente de la hegemonía occidental en la zona, y tiene recursos muy importantes que otras naciones quieren controlar".

Por último, Majidi ha calificado como "un conflicto interno" los disturbios de los últimos días en Irán, "un choque violento en el que Occidente trató enseguida de inmiscuirse para tratar de sacar provecho de la situación, que ahora afortunadamente se dirige hacia la calma".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos