La Comunidad inicia las obras de la autovía de acceso al Aeropuerto Internacional

Valcárcel, que achacó a la crisis los retrasos acumulados en las obras, desacó que la infraestructura "se va a hacer en esta legislatura"

REDACCIÓN | MURCIA

El presidente de la Comunidad Autónoma, Ramón Luis Valcárcel, puso hoy la primera piedra de las obras de construcción de la autovía de acceso al Aeropuerto Internacional de la Región de Murcia y de los enlaces desde la A-30 (Albacete-Cartagena), lo que suponen una inversión de 28,6 millones de euros por parte del Gobierno regional.

Valcárcel indicó que pese a que la crisis ha ralentizado las obras del aeropuerto, sin embargo, hemos sido capaces de continuar adelante y esta importante obra pública se va a hacer en esta legislatura".

A lo largo del pasado año se ha finalizado la construcción de la torre de control y, actualmente, se está ejecutando la última fase de la estructura del edificio terminal. Además, en los próximos meses se iniciarán las gestiones con los diferentes organismos públicos para la apertura al tráfico de la infraestructura aeroportuaria.

Los nuevos viales facilitarán el acceso al aeropuerto a través de su conexión con las principales arterias viarias de la Región, con la construcción de dos ramales de autovía que podrán absorber 30.000 vehículos diarios, más de 2.500 a la hora. Así, estas vías de alta capacidad proporcionarán una conexión directa a la infraestructura aeroportuaria a través de un tercer ramal de autovía que conectará los dos anteriores. Los viales dispondrán de dos carriles de 3,5 metros de ancho y su velocidad máxima de circulación será de 120 km/h.

Las obras incluyen la remodelación de los enlaces ya existentes en los puntos kilométricos 161 y 164 de la autovía A-30, que dispondrán de dos macroglorietas elevadas que regularán el tráfico de entrada y salida al Aeropuerto, garantizando la fluidez y la seguridad en los desplazamientos.

En concreto, la construcción de la autovía de acceso Este dará servicio a los vehículos que provienen de la A-30, absorbiendo los tráficos procedentes de Murcia y Cartagena, así como los vehículos que circulen por la RM-19 (autovía del Mar Menor).

Las obras iniciadas hoy permitirán dotar al Aeropuerto Internacional de un sistema viario que, junto a la red existente, se adecuará a las demandas futuras, ya que el proyecto ha sido diseñado teniendo en cuenta la ampliación de cada ramal con un tercer carril, lo que permitirá dar servicio al incremento de tráfico que propiciarán ampliaciones posteriores de la infraestructura. Ambas actuaciones serán ejecutadas por empresas murcianas, lo que supondrá la creación de más de 300 puestos de trabajo en la Región.

La actuación también incluye la construcción de un carril bici que discurrirá por la margen izquierda del tronco de acceso al Aeropuerto. Asimismo, para mejorar la calidad paisajística del ramal que da acceso directo a la infraestructura y que actúa como puerta de entrada y salida al recinto, se llevará a cabo la instalación de un sistema de iluminación específico y el ajardinamiento de la mediana.

Con respecto a los trabajos que se están desarrollando en el otro eje de acceso al Aeropuerto, situado en la zona Oeste, el Gobierno regional ya ha finalizado la rotonda Sur de entrada a las instalaciones y el acondicionamiento del tramo de la carretera RM-601, que conecta Corvera con la autovía A-30.

Además, actualmente, la Consejería de Obras Públicas y Ordenación del Territorio está ejecutando la mejora del tramo de Fuente Álamo a Valladolises de la RM-601, actuaciones que han supuesto una inversión superior a los 4,5 millones de euros.

El acceso del eje Oeste recogerá el tráfico de las autovías autonómicas RM-2 (Alhama de Murcia-Campo de Cartagena), RM-3 (Totana-Mazarrón) y RM-23, que conecta las dos anteriores, y también de la A-7 (autovía del Mediterráneo) y de la AP-7 (autopista del Mediterráneo), canalizando así los tráficos procedentes del resto de la Región.

Con respecto al estado de las obras del futuro aeródromo, el presidente Valcárcel indicó que 2010 será un año decisivo para el impulso final de esta infraestructura de alta rentabilidad social, que se configura como un pilar estratégico de la economía regional. El aeropuerto tendrá una capacidad en su fase inicial para un tráfico de más de tres millones de pasajeros al año, y podría alcanzar hasta los 12 millones al año en la última de fase de ampliación.

El Aeropuerto Internacional, afirmó Valcárcel, posibilitará una mayor conexión con otras comunidades y con el extranjero, impulsando el comercio exterior y mejorando la situación de la Región en los mercados internacionales. Esta infraestructura se presenta, añadió el presidente, como un motor estratégico para el crecimiento económico de la Comunidad que facilitará el aumento de la competitividad del tejido productivo murciano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos