El embajador Sanz Pastor pregonará las procesiones de Semana Santa

El lorquino fue nombrado en septiembre embajador, una distinción que sólo tienen 27 de los 890 diplomáticos de carrera

PILAR WALSLORCA.
El embajador José María Sanz Pastor Mellado a la vuelta de uno de sus numerosos viajes en San Javier. ::
                             LV/
El embajador José María Sanz Pastor Mellado a la vuelta de uno de sus numerosos viajes en San Javier. :: LV

El embajador José María Sanz Pastor Mellado será el pregonero de la Semana Santa de este año. El anuncio se hizo público tras la reunión que los presidentes de las distintas cofradías mantuvieron con el alcalde, Francisco Jódar. En ella, se acordó a propuesta del presidente de la Hermandad de Labradores, Paso Azul, José Antonio Ruiz, nombrar al embajador de España y mayordomo azul, pregonero de la Semana Santa.

El lorquino fue entrevistado ayer al mediodía en el programa 'Protagonistas Región de Murcia' de Punto Radio, la emisora de 'La Verdad', poco después de conocerse la noticia. «Estoy muy contento. Muy alegre, más incluso que cuando recibí alguno de mis nombramientos».

Y recordó el momento en que le anunciaron que sería el pregonero de la Semana Santa. «Me llamó el vicepresidente del Paso Azul, Cristóbal Alcolea, y me dijo que si me gustaría ser el pregonero. ¡Vamos!, ni me lo pensé. Para mí es un honor, un auténtico honor, le dije».

Sanz Pastor afirmó que «no sólo yo estoy contento, también mis nietos. Lo están viviendo con la misma alegría que a mí me hace, porque todos somos azules y vivimos con mucha intensidad todo lo que tiene que ver con Lorca, y más, la Semana Santa. Incluso mi nieta la mayor ha dicho que antes de leer el pregón tienen que verlo ellos».

El Consejo de Ministros del pasado septiembre acordó ascender al diplomático lorquino, ex gobernador civil de Cádiz, Alicante, Sevilla y ex embajador de Tanzania, Ruanda, Burundi e Irlanda a la categoría de Embajador de España. Sólo 27 de los 890 diplomáticos ostentan la máxima categoría del escalafón. Aunque afirmó que es prematuro hablar de su pregón dijo que «destacaré que Lorca no sería Lorca sin su Semana Santa, como tampoco lo sería la Semana Santa sin la existencia de la rivalidad entre azules y blancos».