Los escolares murcianos, en desventaja

El Gobierno regional tendrá sobre sus espaldas el no haber implantado en la Región de Murcia la metodología de esta era, las herramientas que indiscutiblemente van a facilitar la atención de los escolares

MARÍA GONZÁLEZ VERACRUZSECRETARIA DE INNOVACIÓN Y NUEVAS TECNOLOGÍAS DEL PSOE Y DIPUTADA REGIONAL DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA
::
                             MARÍA LLORENS/
:: MARÍA LLORENS

Escucharemos en algún mitin del PP dentro de poco: ¿Dónde están los portátiles de Zapatero? Han ido a otras regiones. Están en Galicia, Castilla-León, Andalucía o Extremadura porque nuestros gobernantes regionales han decidido que los murcianos seamos menos que el resto de jóvenes de España. Una vez más, Valencia, Murcia y Madrid. Intolerable.

Nuestro Gobierno regional ha decidido que los niños de nuestra Región no merecen estudiar en la escuela del s.XXI. De 17 comunidades autónomas, 14 se han sumado al proyecto escuela 2.0 del Gobierno central, todas menos las comunidades autónomas del victimismo y la oposición irresponsable. Las mismas que boicotearon la Ley de Dependencia o pusieron problemas a las ayudas al alquiler de Zapatero para terminar criticando al Gobierno de España. Un nuevo capítulo con la Escuela 2.0; ya os adelanto que tardarán poco en apuntar hacia fuera a la hora de buscar responsables.

Pierden estas tres regiones una inversión del Gobierno de España de 26 millones de euros que van a beneficiar a otras comunidades autónomas que han implantado el programa. En la Región de Murcia 4 millones de euros perdidos en 2009 para que el alumnado de 5º de Primaria tuviera un portátil por estudiante, pizarras digitales y conexión wifi a Internet en todas las aulas.

El Gobierno regional tendrá sobre sus espaldas el no haber implantado en la Región de Murcia la metodología de esta era, las herramientas que indiscutiblemente van a facilitar la atención de los escolares. Se han negado a la modernización de la enseñanza con la digitalización de las aulas que pretende evitar la analfabetización del s.XXI, la tecnológica.

Más de la mitad de los jóvenes de nuestro país se informan, relacionan y aprenden a través de entornos digitales. Y eso no es nocivo, es una realidad que va creciendo. Los jóvenes necesitan más interacción en el proceso de enseñanza y aprendizaje y estoy convencida de que la tecnología puede mejorar ese objetivo; no parece lógico que los niños que ya son nativos digitales reciban una metodología tradicional analógica únicamente.

Argumentar que los portátiles son perjudiciales para la salud es una burda manipulación ante una decisión intolerable: no creo que ninguna familia con recursos económicos haya dejado de comprar un portátil a sus hijos por ese motivo. Es una decisión que genera una mayor desigualdad entre familias con distinta capacidad económica; también, con respecto al resto de España. Una decisión que provoca una mayor brecha digital y que supone un nuevo retraso en la modernización necesaria por medio de la tecnología.

Una vez más, el Gobierno regional nos impide estar en la línea de la modernidad y no se preocupa por aquellos que menos recursos tienen, a diferencia del Gobierno extremeño o andaluz, que ya tienen esta implantación en las aulas desde hace muchos años. Mientras, en la Región seguimos con la menor tasa de ordenador por alumno y seguimos instalados en la publicidad.

El proyecto Escuela 2.0 del Gobierno de España es parte de una política integral muy planificada de modernización de nuestra sociedad a todos los niveles: desde el Plan Avanza, que ha sido el vector de transformación hacia la sociedad de la información de nuestro país, hasta la modernización de la Administración de Justicia, como ejemplo de la informatización del Registro Civil, y de la sanidad, con los programas Sanidad en RED. La educación no podía ser menos. Debemos estar a la altura de los tiempos, y por eso el Gobierno de España pone en marcha el proyecto Escuela 2.0, que consolida la inversión del Estado en el programa 'Internet en el aula'. Este programa estatal en la Región ha beneficiado a 636 centros educativos, a más de siete mil aulas, instalando casi dos mil ordenadores, más de dos mil pizarras electrónicas y 1.800 puntos de red.

España no puede perder el tren de la sociedad del conocimiento y la tecnología. A mí me gustaría que nuestros gobernantes regionales se dieran cuenta de que la Región de Murcia tampoco.