«Aguantamos por el futuro de mi hija»

Nicolai se quedó sin empleo hace un año largo, cuando la construcción cayó en picado y la empresa de carpintería metálica para la que trabajaba quebró. Sigue sin cobrar su finiquito por cinco años de trabajo, y tampoco ha encontrado un nuevo empleo. Si algo le mantiene en España, es el futuro de su hija, una brillante estudiante de primero de Educación Secundaria por la que todo esfuerzo es poco.

Fotos

Vídeos