Arranca la primera cooperativa de cítricos del Campo de Cartagena

Suresco espera facturar diez millones de euros en su primer año de andadura

JUAN CARLOS | HERNÁNDEZ
Arranca la primera cooperativa de cítricos del Campo de Cartagena

La Cooperativa Agrícola del Sureste, Suresco, una de las más antiguas de la Región (1962), ha completado una profunda reconversión para abandonar definitivamente el cultivo del algodón y convertirse en la primera empresa citrícola del Campo de Cartagena.

El consejero de Agricultura, Antonio Cerdá; el alcalde de Torre Pacheco, Daniel García Madrid, y el teniente de alcalde de Cartagena, Agustín Guillén, efectuaron ayer la inauguración formal de las nuevas instalaciones. Si bien éstas se encuentran ubicadas en la diputación cartagenera de Pozo Estrecho, la gran mayoría de los 65 socios son de Torre Pacheco.

Merced a una inversión de 2,7 millones de euros -obtenidos con el aval del Info-, Suresco se ha dotado de una de las maquinarias de selección, manipulado y envasado más modernas de España, con capacidad para procesar 280.000 kilos diarios. Esto es, para llenar quince camiones frigoríficos en una sola jornada.

Los objetivos de Suresco son ambiciosos. Espera comercializar en la actual campaña hasta quince millones de kilos de cítricos (ya ha vendido dos millones en sus primeras cinco semanas de funcionamiento). La idea es duplicar dicha cantidad a medio plazo mediante la captación de nuevos socios, no sólo en la comarca sino en toda la Región. Con el fin de mantener su funcionamiento durante todo el año, la cooperativa también comercializará melón (galia y cantaloup) y pimiento durante los meses de verano.

La actual reanimación de los precios del limón, naranja y mandarina ha llevado a los responsables de la cooperativa a prever una facturación de diez millones de euros en la presente campaña. El presidente de Sureco, José Luis Morales Sánchez, indica que el 60% de la producción irá al mercado nacional y el 40% se exportará; sobre todo, al Este europeo y a los Balcanes, así como a Rusia y Ucrania.

Durante la inauguración, el consejero Cerdá destacó la «motivación y tenacidad» de los socios de Suresco por transformar su actividad hacia la producción hortofrutícola ante la desaparición del cultivo del algodón. Igualmente resaltó el papel que le espera a la cooperativa para concentrar la oferta de cítricos de la Región. Aspecto que también resaltó el presidente de la Federación de Cooperativas Agrarias de Murcia (Fecoam), Santiago Martínez Gabaldón: «En estos momentos de crisis, la unión hace la fuerza. Ir por libre, haciendo la guerra comercial entre nosotros, no servirá de nada».