El patrón del 'Alakrana' asegura que los piratas «maltrataron» a la tripulación y que fue un «infierno»

Algunos de los pescadores del atunero vasco han sido trasladados a un hospital de Puerto Victoria para completar los exámenes médicos rutinarios tras desembarcar en Seychelles

IÑIGO DOMÍNGUEZ - AGENCIASISLAS SEYCHELLES
El patrón del 'Alakrana' asegura que los piratas «maltrataron» a la tripulación y que fue un «infierno»

El "sueño" por fin se ha hecho realidad, tal y como ha explicado el patrón del 'Alakrana', Ricardo Blach. Los 36 tripulantes del atunero vasco, liberados el pasado martes tras 47 días secuestrados por piratas somalís, han desembarcado hoy en las islas Seychelles, donde se han fundido en abrazos con los familiares que les esperaban. El barco ha llegado a Puerto Victoria, capital del país, hacía las 08.30 hora local (05.30 hora española), donde ha arribado escoltado por la fragatas de combate Méndez Núñez y Canarias.

La emoción se ha desbordado con la llegada al puerto del pesquero, que ha saludado con la sirena a su llegada, por lo ha sido respondido con un fuerte ruido por los barcos allí amarrados y con aplausos por parte de sus familiares. Minutos después, un grupo de pescadores del atunero vasco ha sido trasladado a un hospital de Puerto Victoria para completar los exámenes médicos rutinarios de salud, según ha informado el médico español que los está realizando pruebas a bordo del buque. Uno de ellos sufre una angina de pecho y otro, un cólico nefrítico.

"Me pegaron y mil cosas más"

A pie de barco, el patrón del 'Alakrana', Ricardo Blach, abrazado a su hija Cristina, ha dedicado un momento a los numerosos medios de comunicación congregados para agradecer a las autoridades españolas que hayan "sacado del infierno" a los tripulantes y declarar que los piratas somalís maltrataron a los marineros, además de explicar que llegó a temer por su vida, ya que a él le trataron aún peor que a los demás porque parecía que "era el que más entero estaba y había que tratar de hundirme. Me pegaban, me amarraron y mil cosas más", ha proseguido.

Blach, que no ha cesado de agradecer su liberación, ha indicado que este momento constituía para él "un sueño" y ha mostrado su esperanza de que a partir de ahora los pesqueros españoles faenen con más seguridad. El patrón ha concretado que durante los 47 días de cautiverio hubo un momento crítico, cuando los piratas comenzaron a ametrallar la zona de proa, al tiempo que ha estimado que las pérdidas por el secuestro han sido "cuantiosas". Para el patrón, éste ha sido su "último viaje" antes de su jubilación, aunque ha señalado que si el resto de marineros no encuentra "un buen trabajo en tierra", volverán al 'Alakrana'".

Mañana aterrizarán en España

Los pescadores han sido recibidos por autoridades españolas del Ministerio de Defensa y Medioambiente, así como el embajador español en Etiopía, Antonio Sánchez-Benedito, que han subrayado que todos los tripulantes se encuentran en buen estado de salud y han eludido hablar sobre la cifra del rescate. También han estado presentes los familiares de los ocho pescadores gallegos que forman parte de la tripulación y los del tripulante procedente de Seychelles, Wilson Pilates. No han estado, sin embargo, las familias de los ocho vascos, al declinar viajar en el avión de las Fuerzas Aéreas Españolas, fletado por el Ministerio de Defensa para esta ocasión.

Después de que la tripulación ha cumplido el correspondiente descanso, el avión de las Fuerzas Aéreas ha despegado de nuevo a las 20.00 horas. A bordo viajan los 16 marineros españoles y sus parientes rumbo a casa. Esta previsto que el aparato aterrice el sábado a las 09.00 horas en el aeropuerto de Torrejón (Madrid). A continuación se desplazarán a sus lugares de origen, Galicia y el País Vasco. La llegada del atunero vasco a Puerto Victoria se había producido después de navegar durante tres días desde la zona del secuestro, frente a la costa de Somalia, donde fue apresado por piratas somalíes el pasado 2 de octubre.

El Gobierno vuelve a negar el pago

Como ayer hizo el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, también la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha ratificado que España no ha pagado rescate alguno por la liberación y ha asegurado que acepta las críticas "razonadas y razonables" por la gestión del secuestro y en las que no ha incluido las del PP.

Fernández de la Vega ha insistido en que comparecerá la próxima semana en el Congreso para, "con luz y taquígrafos", informar de todas las circunstancias en torno al secuestro. Tras insistir en que lo importante es que se pudiera cumplir el objetivo de que quienes han sufrido el secuestro fueran liberados, ha considerado que no es el momento de hacer muchas especulaciones, pero ha recalcado que España no ha pagado ningún rescate "y todo ha funcionado de forma razonable"