Ya está bien. Ya estoy cansado

RAÚL SEMPERE DURÁMURCIA

Ya estoy hasta arriba de que los miembros del PP intenten apropiarse malintencionadamente del protagonismo en las manifestaciones Provida, de los primeros puestos en los congresos del Foro Español de la Familia, del voto católico y del tan manido miedo a la izquierda. Siempre queriendo salir guapos en la foto de los buenos.

Hacernos creer que los católicos sólo podemos votar al PP es tan falso como decir que un feto humano no es un verdadero ser humano. Siempre voté al PP, pero ya no me vale lo del voto útil: ahora voto siempre en conciencia, puesto que votar no solo es elegir sino también proponer.

El PP ha sido pionero en aborto, píldora abortiva, parejas de hecho, matrimonio gay, etc. Ya estoy cansado de votar al mal menor, de ver a Gallardón casando homosexuales, de saber que Esperanza Aguirre quiere llegar a financiar el 100% de los abortos de Madrid, de ver que las comunidades madrileña y valenciana fueron las primeras en repartir la píldora abortiva, de oír a Rajoy decir que está a favor de la ley actual del aborto porque defiende la vida.

Ya está bien de engaños. Votar es proponer. Y mis propuestas como ciudadano para nada se corresponden con las del PP. Por eso doy todo mi apoyo a un programa electoral que defiende a la persona sobre todo lo demás: el Partido Familia y Vida, el único que nos puede garantizar la defensa del ser humano desde su concepción hasta su muerte natural, el único que apoyará a la familia en todos los ámbitos sociales y sabrá crear un sistema educativo que garantice la libertad de enseñanza que tan bien refleja la Constitución Española.

A pesar de ser el presidente de Gobierno con más abortos a sus espaldas (511.429 niños eliminados durante sus mandatos), Aznar acudió el día 17 a la manifestación junto a todos los que sí defendemos la vida de los no nacidos. A cínicos no hay quien les gane.

Fotos

Vídeos