La primera ciclocalle de la ciudad empieza a funcionar desde San José a San Antonio

Se ha colocado señalización horizontal y vertical para advertir a los conductores Las bicicletas tendrán preferencia sobre los coches ya que circularán por el mismo carril

T. M. M.LORCA
Tramo de la ciclocalle entre el cruce del barrio de La Viña y la rotonda de San Antonio. / PACO ALONSO / AGM/
Tramo de la ciclocalle entre el cruce del barrio de La Viña y la rotonda de San Antonio. / PACO ALONSO / AGM

Si han pasado últimamente por el tramo de la carretera de Granada que une la rotonda de San José con la del barrio de San Antonio habrán notado que hay señales nuevas y que en dibujos continuados de bicicletas aparecen pintados sobre el asfalto de la calzada. Tiene una explicación. Desde hace días esta carretera ha pasado a ser una ciclocalle. Esto significa que vehículos a motor y bicicletas compartirán carril y que los conductores de los primeros tendrán que extremar las medidas de precaución ya que los usuarios de las bicis tienen preferencia.

Es la primera iniciativa de este tipo que se lleva a cabo en la ciudad y, aunque de momento está como experiencia piloto, el objetivo del Ayuntamiento es hacerla extensiva a otras vías como Alberca y Lope Gisbert una vez que finalicen las obras de reforma que se están llevando a cabo.

A lo largo de todo el tramo de la carretera de Granada que se ha visto modificado por la nueva catalogación como ciclocalle, se han colocado carteles que señalan el itinerario a seguir por los ciclistas, ya que una vez pasado el cruce del barrio de La Viña, el itinerario propuesto no continúa por el carril habitual por el que circulan los coches, sino que cruza a través del paso de peatones hacia la acera que discurre pegada a la subestación eléctrica y que conecta con los pasos subterráneos. A su vez, estos enlazan con el carril bici que une el barrio de San Antonio con las proximidades del polígono industrial de Saprelorca.

La actuación se integran en el plan de fomento del uso de la bicicleta que está ejecutando la Gerencia de Urbanismo y que pretende unir diferentes zonas de la ciudad a través de una red de carriles bici, vías verdes y ciclocalles. «Esta ciclocalle es la primera experiencia de este tipo que se realiza en el municipio pero queremos que no sea la única. Está claro que las bicicletas pueden circular por la carretera como cualquier otro vehículo, pero de esta forma lo harán con unas garantías de seguridad vial, al tiempo que se busca concienciar a los conductores sobre los beneficios propios y colectivos que supone el desplazarse en bicicleta. Cada uno, claro está, en la medida de sus posibilidades», explicaba el concejal de Urbanismo, Francisco García.

La asociación Biciudad, que trabaja por el fomento del uso de la bicicleta como medio de transporte, ha mostrado su satisfacción por «la finalización de la primera ciclocalle. Sin duda contribuye a mayor concienciación de los automovilistas y más respaldo y confianza para los nuevos usuarios. Es un paso adelante hacia una ciudad más habitable y menos contaminada», apuntó el presidente del colectivo, Manuel Martín.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos