Unidos por la Vera Cruz

Caravaca de la Cruz, Abanilla, Ulea y el municipio alicantino de Granja de Rocamora firman un convenio para potenciar el impacto turístico del Año Jubilar

J. F. ROBLESCARAVACA
. La consejera Reverte con los alcaldes de Abanilla, Caravaca, Granja de Rocamora y Ulea. / G.C. / AGM/
. La consejera Reverte con los alcaldes de Abanilla, Caravaca, Granja de Rocamora y Ulea. / G.C. / AGM

Los ayuntamientos de Caravaca de la Cruz, Ulea, Abanilla (Murcia) y Granja de Rocamora (Alicante) firmaron ayer un convenio de colaboración en el que acordaron promocionar, difundir y participar en las actividades de . La consejera de Presidencia y Administraciones Públicas, María Pedro Reverte, que presidió el acto de la firma del acuerdo, señaló que «se pone de manifiesto que Caravaca Jubilar 2010 es una iniciativa que nos implica a todos», y añadió que «el Año Santo sitúa a la Región y a Caravaca en uno de los principales destinos turísticos religiosos del mundo».

Este acuerdo es el primero, pero habrá más con otros ayuntamientos de la Región, ya que se pretenden suscribir acuerdos similares con las distintas ciudades que se encuentran al paso de las rutas de peregrinación. El que se firmó en la mañana de ayer por Domingo Aranda, como alcalde de Caravaca y sus homólogos en Abanilla, Fernando Molina; Ulea, José Bolarín, y Granja de Rocamora, José Rocamora, tiene como referente el que los tres municipios se encuentran en la denominada que quedará reflejada en la nueva publicación .

El objeto de estos acuerdos es aunar voluntades por parte de las administraciones de las distintas ciudades para promocionar el Año Santo 2010 y difundir las principales actividades enmarcadas en este evento. Entre los puntos contemplados en el acuerdo se encuentra el apoyo y divulgación conjunta de los productos turísticos y la historia de todas las ciudades; la celebración de intercambios de escolares y la puesta en práctica de descuentos y promociones especiales en comercios y restaurantes a través de la Cartilla del Peregrino.

El primer edil caravaqueño adelantó que «a través de estos acuerdos se pretende crear una experiencia de intercambio cultural y de desarrollo económico aprovechando la celebración del Año Santo 2010». Cartagena será la próxima ciudad en adherirse a esta iniciativa en un acto programado para mañana.

Tanto Aranda como Molina coincidieron en señalar que lo que une a estas cuatro localidades es la presencia de la Cruz. Este último mostró su disposición a seguir en la «línea de potenciación de todo lo que es el tema de la Cruz en la Región y en Alicante».