Teatro Guerra subirá telón día 24 con actuación primer bailarín Ópera París

Sobre las tablas del teatro lorquino también actuarán los actores Gabino Diego y Beatriz Rico en los "Los 39 escalones" y Verónica Forqué y Miguel Rellán en "La Abeja Reina"

EFE | LORCA

El Teatro Guerra de Lorca, el más antiguo de la Región y que desde junio de 2008 está cerrado por obras de restauración, volverá a subir el telón el próximo sábado con la actuación del bailarín cartagenero José Carlos Martínez, estrella del Ballet de la Ópera de París y Premio Nacional de Danza.

Martínez es el primer bailarín de la compañía parisina desde 1997, fue considerado el mejor bailarín del mundo por la revista japonesa Shishokan Dance Magazine en 1999 y es el único bailarín español que posee, entre otros galardones, la Medalla de Oro del prestigiosos Concurso Internacional de Varna, conseguida en 1992.

La actuación de Martínez tendrá lugar el día 24 a las 12 horas, tras el acto oficial de reapertura del teatro, que con este espectáculo rememorará su última reinauguración, hace 20 años tras décadas de cierre y abandono, cuando abrió su nueva andadura la bailarina rusa Maya Plisétskaya.

Lo ha confirmado la concejala de Cultura de Lorca, Rosa Medina, que ha avanzado que en la nueva temporada de otoño los espectadores del Guerra podrán ver espectáculos como "Carmen. Ópera Andaluza de Cornetas y Tambores", con dirección de Salvador Távora, o la puesta en escena de "Rigoletto", dirigida por Roberta Matelli y con la Orquesta Sinfónica de Pleven.

Sobre las tablas del remozado teatro lorquino también actuarán los actores Gabino Diego y Beatriz Rico en los "Los 39 escalones" y Verónica Forqué y Miguel Rellán en "La Abeja Reina".

Asimismo, el teatro Guerra acogerá la representación del clásico de Ibsen "Casa de Muñecas" de la compañía Doble K Teatro con la presencia de actriz lorquina Inmaculada Fernández, y "Cuento de Navidad" de la Compañía Ferroviaria bajo la dirección de Paco Maciá.

Las obras de recuperación del Guerra han incluido la restauración de sus cuatro fachadas y de los bustos de dramaturgos que coronan la entrada, así como la instalación de iluminación exterior y el saneamiento de los zócalos de piedra.

En el interior se han eliminado las humedades, realizado trabajos de fontanería, saneamiento, electricidad y carpintería, se ha climatizado todo el edificio y han eliminado las barreras arquitectónicas.

Una de las actuaciones más significativas ha sido el levantamiento del pavimento del teatro para la instalación de suelo radiante, como método de calefacción, tras lo que se han colocado también nuevas butacas

Los ministerios de Fomento y Cultura han financiado el 75 por ciento de las obras, con cargo a la partida del uno por ciento cultural, con subvenciones que superan los 900.000 euros.

Esta semana volverá a su emplazamiento habitual el telón del teatro, obra del desaparecido pintor lorquino Manuel Muñoz Barberán, que ha sido custodiado en el Museo de Bordados del Paso Blanco (Mubbla), mientras han durado las obras de restauración del teatro.

El telón fue realizado por Muñoz Barberán con motivo de la reapertura del teatro en 1989 tras ser sometido a una primera restauración, y está pintado con motivos alusivos al carnaval veneciano.

Este teatro, de estilo isabelino, fue inaugurado primavera de 1861, y su construcción fue posible gracias a la colaboración entre el ayuntamiento de la época e inversores particulares de Lorca.

Lo diseñó el arquitecto murciano Diego Manuel Molina y el edificio consta de un patio central de herradura, plateas y anfiteatro con barandales de hierro colado y amplio paraíso.

En su origen, los techos fueron decorados por el pintor madrileño Miguel Reyes, pero su mal estado de conservación obligó a su sustitución por las pinturas de Muñoz Barberán.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos