Iberdrola dice que el trazado alternativo para línea de alta tensión es muy largo

La empresa se compromete a estudiarlo pero asegura que es «desproporcionado» Más de un centenar de afectados se concentraron ayer frente a la sede de la eléctrica en Murcia

T. M. M.LORCA
Los manifestantes ayer ante la sede de Iberdrola en Murcia. / VICENTE VICENS / AGM/
Los manifestantes ayer ante la sede de Iberdrola en Murcia. / VICENTE VICENS / AGM

Los afectados por la línea de alta tensión Hinojar-Águilas continúan adelante con sus reivindicaciones y ayer se concentraron frente a la sede de la empresa Iberdrola en Murcia con cuyos responsables mantuvieron un contacto para explicarles el trazado alternativo consensuado entre todos los vecinos de Aguaderas, Purias, Campo López y Ecologistas en Acción, ya que la obra prevista podría interferir en espacios protegidos de la Sierra de Almenara.

Más de 150 personas, según los organizadores de la concentración, se dieron cita ayer a mediodía en esta concentración en la que también estuvieron presentes representantes de la Corporación municipal. Ataviados con camisetas con mensajes de protesta pusieron de manifiesto las consecuencias nocivas que según ellos tendrá sobre la zona la instalación de una línea de 132.000 voltios que pretende mejorar el servicio en la zona sur del municipio.

Tras reunirse con portavoces de los vecinos, Iberdrola hizo público un comunicado en el que se refirió al trazado propuesto por el Ayuntamiento en una reunión mantenida con los vecinos el pasado 29 de julio. Aseguran los responsables de la eléctrica que mantienen su compromiso de estudiar la viabilidad de dicho trazado aunque «tiene un impacto social, medioambiental y económico mucho mayor que el propuesto. Adicionalmente existirían fuertes limitaciones operativas debido a la desproporcionada longitud del trazado de la línea, que disminuiría sustancialmente la calidad de servicio y la fiabilidad del sistema».

Según Iberdrola, «los afectados han decidido rechazar el trazado propuesto por la empresa en su totalidad, siendo su objetivo que la instalación eléctrica no atraviese las pedanías de Aguaderas, Purias y Campo López-Carrasquilla. Su única pretensión es desplazar la citada línea para que discurra por otras zonas y pedanías».

Añaden desde Iberdrola que «el trazado presentado, fruto del consenso con el equipo de Gobierno municipal y los departamentos de Industria y medio Ambiente de la Comunidad Autónoma, es el más viable desde el punto de vista medioambiental y técnico». Apuntan desde la eléctrica que para poder llevar a cabo el trazado alternativo que proponen los vecinos «habría que atravesar espacios catalogados como zona de especial protección de aves y Lugar de Interés Comunitario».

La polémica línea de alta tensión, que conectará Lorca con la futura subestación de Águilas, «ha sido proyectada para reforzar y garantizar el suministro al municipio, que actualmente recibe la energía desde las subestación eléctrica ubicada en Totana».

Desde Iberdrola piden tranquilidad a los vecinos y recuerdan que «la legislación eléctrica establece la prohibición de que las líneas eléctricas sobrevuelen viviendas, por lo que ninguna infraestructura pasará por encima de casas».-