Vecinos de Purias, Aguaderas y Campo López, en contra de una línea eléctrica

Una treintena de ciudadanos exige a las puertas del Ayuntamiento que se busque un nuevo trazado para evitar que pase por sus casas El consistorio negociará con Medio Ambiente otro recorrido

P. W. R.LORCA
Vecinos de Purias, Aguaderas y Campo López, ayer por la mañana, a las puertas del Ayuntamiento. / PACO ALONSO / AGM/
Vecinos de Purias, Aguaderas y Campo López, ayer por la mañana, a las puertas del Ayuntamiento. / PACO ALONSO / AGM

Vecinos de las pedanías de Aguaderas, Purias y Campo López, se manifestaron ayer a las puertas del Ayuntamiento en contra de la posibilidad de que Iberdrola instale una línea eléctrica de 132 kilovoltios junto a sus viviendas.

Los portavoces de los vecinos se reunieron en el consistorio con el alcalde, Francisco Jódar, y con el delegado de Iberdrola en la Región, Patricio Valverde, para buscar alternativas al problema, ya que esta zona rural ya está sobrevolada por otras líneas de alta tensión.

La compañía eléctrica presentó en febrero al Ayuntamiento dos posibles trazados, el primero de los cuales afectaba a los vecinos y el segundo que pasaba alejado del núcleo de población, pero que afecta a un área medioambientalmente protegida, y ayer volvieron a ser presentados con modificaciones.

Valverde subrayó que la empresa apuesta por el primer trazado, pero ha mostrado la disposición de Iberdrola a que el consistorio negocie con Medio Ambiente la posibilidad de instalar la línea en una zona de monte protegido por las figuras ZEPA y LIC.

Según explicó Valverde, la línea es «muy necesaria» para garantizar el suministro energético del municipio de Lorca por el sur y ha destacado el interés de la eléctrica por instalarla «cuanto antes».

Francisco Jódar, dijo tras la reunión preferir la opción de la que la línea pase «por sitios despoblados, donde no provoque afecciones a la gente» y será él mismo el que negocie con la Dirección General de Medio Ambiente la segunda opción de trazado.