Cabo Tiñoso será declarado reserva marina para poner a salvo sus recursos pesqueros

Tras quince años de estudios, la Consejería limitará la actividad de la flota y de los clubes de buceo en la zona para evitar la sobreexplotación de especies

LA VERDAD| CARTAGENA
Un pesquero faena con el perfil de Cabo Tiñoso recortado en el horizonte. / J. M. RODRÍGUEZ / AGM/
Un pesquero faena con el perfil de Cabo Tiñoso recortado en el horizonte. / J. M. RODRÍGUEZ / AGM

Cabo Tiñoso será declarada reserva marina para proteger sus recursos pesqueros. Un estudio de la empresa pública Tragsatec dado a conocer por la Consejería de Agricultura ha descubierto que el pez luna acude a esa zona de la costa cartagenera para reproducirse y que la gamba roja está «fuertemente sobreexplotada» por la pesquería de la zona.

La reserva tendrá en cuenta la importancia socioeconómica de la gamba roja en las cofradías de pescadores de Cartagena y Mazarrón, por lo que se tomarán medidas que no limiten el mantenimiento del recurso pesquero, pero que garanticen la existencia de la especie.

Catorce años después de la creación de la reserva marina de Cabo de Palos, la Consejería abre ahora un diálogo con los sectores económicos afectados para crear la reserva de Cabo Tiñoso. Su superficie será de 21.868 hectáreas, de las que 15.256 tendrán una protección prioritaria, 6.527 compatible y 84 integral.

En el proyecto se intentará recuperar el banco de chirlas de San Ginés, actualmente en veda indefinida, los fondos de Maérl, y las praderas de posidonia oceánica, actualmente abundantes y en buen estado de conservación.

Caladero principal

El valor de la producción pesquera alcanzó en el año 2006 los 7,12 millones de euros, el 55% de lo obtenido por el sector ese año en la Región, lo que da importancia del caladero en una zona donde viven 35.000 personas. En época estival se multiplica por diez la población, lo que supone un importante impacto demográfico.

Doscientas veintisiete encuestas a personas de la zona dieron como resultado que los habitantes aceptan la reserva, aunque dudan de que se vaya a llevar a cabo.

Los doce centros de buceo que se reparten entre Cartagena y Mazarrón y especialmente los cuatro de La Azohía también han sido invitados a dialogar para la puesta en marcha de esta reserva.

Cuatro áreas

La propuesta abarca cuatro áreas, la A, entre Isla Torrosa y Cala Mojarra (989 ha.); la B, hasta Punta de la Azohía (220 ha.); la C, hasta la playa del Mojón (899 ha.), y la D, en alta mar, donde se encuentran los cañones submarinos (19.759 ha.) y las rutas migratorias del atún rojo y de cetáceos.

En esos cañones submarinos se encuentran la especies de importancia comercial como langostinos, calamares, peces sable y merluza, donde encuentran un hábitat temporal adecuado para la reproducción y puesta de huevos, ya que quedan protegidos de los depredadores.

El consejero Antonio Cerdá consideró que esta zona debe convertirse en un área regulada que permita el mantenimiento de sus singularidades y oasis de vida marina, y anunció que en el diálogo que se abre ahora «se atenderán todas las sugerencias».

La propuesta nació en el año 1992-95 en que se diseñó un estudio del litoral murciano con las zonas susceptibles de ser declaradas Reservas Marinas de Interés Pesquero (RMIP), entre las cuales se encontraba Cabo Cope. Fruto de aquel estudio se creó la primera reserva en 1995 (Cabo de Palos-Islas Hormigas), que en la Consejería consideran hoy un ejemplo de buenas practicas,.

Entre las curiosidades de esta zona destaca la práctica del arte pesquero de la almadraba por parte de pescadores de La Azohía que capturan atunes y peces espada.

La almadraba consiste en dos barcos y entre ellos una red sobre la que bajan los pescadores que desangran los atunes y luego sus compañeros sobre el barco le clavan arpones y entre tres o cuatro hombres lo suben.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos