El futuro del Lorca Deportiva pende de un hilo

Manuel Muñoz está dispuesto a seguir con un nuevo proyecto partiendo de cero

PEDRO RE| LORCA
Manuel Muñoz, en una imagen de archivo. / P. ALONSO / AGM/
Manuel Muñoz, en una imagen de archivo. / P. ALONSO / AGM

Una temporada más acaba la competición y no se sabe el futuro del Lorca Deportiva. Así es muy complicado contar con un buen proyecto, y una masa social que se pueda ampliar. La temporada pasada terminó con manifestaciones de la afición, que veía peligrar la continuidad de la entidad. En este ejercicio más de lo mismo, mientras presidente y alcalde se dan largas, todo parece enfriarse por momentos. Pasan los días y ninguna de las dos partes es capaz de dar un paso para avanzar y terminar con la polémica de una vez.

El día 26 de junio es la fecha tope para abonar las mensualidades pendientes con los profesionales de la plantilla, de no ser así, todo se agravará y el futuro será mucho más incierto. Pueden llagar las denuncias en la AFE, que unidas a los casos Pedro Reverte, Olivares, Jordi Tarrés, Seguridad Social y Hacienda, pueden dejar el proyecto sin viabilidad. Es el momento de coger el toro por los cuernos, y el Ayuntamiento tiene mucho que decir porque no ha sido capaz de aportar soluciones en un año. Ha dado lugar a que lleguen los embargos de uno y otro lado, por lo que las subvenciones no se han podido cobrar. También va para un año lo de las licencias para colocar establecimientos en los bajos del estadio. Dicen que todo está aprobado, pero no hay nada plasmado sobre el papel.

En la mañana de ayer se reunieron ambas partes, pero no lo hicieron alcalde y presidente. Francisco Jódar porque tenía la agenda muy repleta, mientras que Manuel Muñoz se encontraba en la clínica por un problema de salud. Por parte del Ayuntamiento compareció Francisco Montiel, concejal de deportes. Por el club estuvieron presentes Ángel García y Pedro Muñoz, hijo del presidente. En un principio quisieron ocultar los acuerdos a los que se llegó, pero todo salió a luz pública poco después. Parece que sin dinero no hay soluciones.

Reunión

El que si salio al paso fue Manuel Muñoz, y dijo que «de la reunión pudo decir que la predisposición es buena, pero no hay dinero. Por parte del Ayuntamiento hay colaboración absoluta. Yo sabía que iba a ser muy difícil seguir con este proyecto si no se ascendía a Segunda División. La situación es muy grave, porque disponemos de unas subvenciones que no se pueden cobrar por los embargos. Entre Reverte, Tarrés, las limpiadoras y los contratos heredados, estaríamos hablando de dos millones de euros para reflotar el Lorca con garantías, eso es inviable. Yo voy a intentar buscar inversores, pero es difícil».

No quiere dejar Lorca sin futbol. «Yo empecé en esto porque no desapareciera el futbol de Lorca. Yo cuento con la ayuda del Ayuntamiento, con los bajos, pero lo que no pueden es avalar las deudas de la Seguridad Social y Hacienda porque va en contra de la ley, yo lo entiendo. Si tengo el apoyo de los medios de comunicación, y de los aficionados, lo que no puedo asegurar es en que categoría, pero con garantías de empezar con un proyecto limpio para que este debacle no se produjera».

La continuidad del Lorca Deportiva está negra. «La veo muerta o moribunda, yo no puedo engañar a nadie. He gastado mucho dinero para que la ciudad no se quedara sin fútbol, no he podido conseguirlo por no ascender, no se pueden hacer milagros. El futuro del Lorca está en un inversor, porque nos entregaron un cadáver que se ha mantenido con mi dinero. Lo que no puedo hacer es poner más. Yo no he tenido nada, todo ha sido a pulmón, eso quiero que lo entienda todo el mundo. No se puede llegar, se ha acabado la gasolina, hacen falta dos millones de euros». Finalmente apuntó que «prometo que el fútbol no se morirá, eso lo prometo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos