Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALBACETE - ALICANTE - MURCIA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Cultura

NURIA URBANO CAMBRONERO HISTORIADORA DEL ARTE

La Academia de Bellas Artes presenta hoy su libro sobre este conjunto de escultores
10.06.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
«El grupo Los Seis mira la naturaleza de un modo totalmente actual»
Nuria Urbano Cambronero, fotografiada junto a una escultura de Henry Moore.
El libro Escultura figurativa de la segunda mitad del siglo XX en españa: El grupo Los Seis es el primer estudio de investigación sobre ese conjunto de escultores, en el que se integraron Venancio Blanco, José Carrilero, García Donaire, Jesús Valverde, César Montaña y Benjamín Mustieles. Su autora, Nuria Urbano Cambronero, estudió Historia del Arte en la Universidad Complutense de Madrid. Este libro -que será presentado esta tarde en el salón de actos del Almudí, con la presencia de Carrilero, quien ayer recibió la Medalla de Oro de la Región, y Venancio Blanco, únicos miembros del grupo vivos- responde al trabajo de investigación que realizó durante el doctorado. Comenzó a trabajar en el estudio de Venancio, con el fin de catalogar su obra, pero, posteriormente ha actuado de factotum en lo relacionado con las exposiciones del conocido escultor, tarea que, actualmente, alterna con sus clases en la Fundación Ortega y Gasset.
- ¿Por qué su interés por estos escultores, algunos casi desconocidos?
- Cuando comencé a trabajar en el taller de Venancio, en la Calle Cañas, junto a su estudio, se encontraban los de Joaquín García Donaire, Jesús Valverde y César Montaña. Me llamó la atención esa idea de compartir un patio en torno al que se desarrollan una serie de estudios. Más tarde comenzaron a contarme cosas del grupo que crearon. Teniéndolos tan cerca, creí interesante estudiar el conjunto, y no centrarme sólo en la obra de Venancio. A los cuatro citados había que unir al murciano José Carrilero, quien, aunque no compartía estudio, porque vivía en Villaviciosa de Odón, sí compartía ideas; y a Benjamín Mustieles, un escultor de Monóvar que también tenía su estudio en Madrid.
- ¿Por qué este grupo no tiene la resonancia de otros que se han formado en España?
- El grupo surge en 1964, que es cuando coinciden los cuatro primeros escultores citados y crean su estudio en la Calle Cañas. Ya se habían fundado El Paso, Equipo Crónica o Ladac, grupos dedicados a la pintura. Quizá a la escultura nunca se le había concedido en España la misma importancia que a la pintura.
- Si son seis, algo tendrán en común, pero también diferente.
- He analizado la idea del grupo, que parte de la figuración. Todos sus miembros coinciden en la mirada hacia la naturaleza, en el respeto al oficio... Son artistas que siguen trabajando a partir del barro, de la cera, la escultura en bronces... Es decir: utilizan materiales tradicionales, pero con la idea de la innovación. Ahí está la novedad y ahí está ya la personalidad de cada uno. Miran la naturaleza bajo un lenguaje absolutamente contemporáneo, incorporando el hueco, los vacíos, las formas más abstractas, en las que podemos ver una relación muy directa con características del informalismo o de la abstracción más pura. Ahí es donde cada uno se diferenciaría de los demás, porque se trata de un grupo, pero muy heterogéneo.
- ¿Unos más clásicos y otros más modernos?
- Eso es. Por ejemplo, de Benjamín Mustieles, que es el mayor de ellos, podríamos decir que hace una escultura más cerrada, más clásica, a diferencia de la de Venancio o la de Montaña, en cuyas obras el hueco o los planos expresan mucho más que los propios volúmenes.
- ¿Habría que destacar, por su valor artístico, a unos más que a otros?
- Cada uno ocupa su espacio, aunque es verdad que, en Murcia conocen más a Carrilero y a Venancio Blanco. Han sido más afortunados, y contamos todavía con su presencia. Benjamín Mustieles murió en 1996, y no tiene tanta obra como estos dos. Igual sucede con Valverde, quien falleció relativamente joven. Me parecía de justicia este trabajo, aunque no ha sido fácil, porque no hay apenas bibliografía sobre ellos. Al menos, he dado un primer paso.
- Formar estos grupos, ¿era o es importante para que puedan triunfar sus componentes?
- Hay en el libro un capítulo titulado La unión hace la fuerza. Eran amigos, unidos por el amor al arte, al oficio, a la naturaleza, al buen hacer, a la escultura... Consideraban que, exponiendo juntos, tenían más posibilidades de darse a conocer que haciéndolo de forma individual. Cuando surge el grupo, sus integrantes no llevaban demasiados años de carrera. Habían estado trabajando en el extranjero, becados en Roma gran parte del grupo... y, sí, pensaban que había que unirse para triunfar.
- En su libro se ocupa también de los escultores murcianos Planes, González Moreno, Paco y Pepe Toledo, Campillo, Hernández Cano...
- Algunos podrían haber formado parte del grupo, porque, en gran medida, coinciden varios de ellos en características. Me pareció que podría incorporarse un capítulo hablando sobre esa figuración o neofiguración, en la que estaría Planes, como gran maestro, y contaría con los escultores que ha citado. Además, fueron amigos de los miembros de Los Seis.
- ¿Le ha costado mucho realizar este trabajo de investigación?
- Ha sido algo agriculce. Por un lado, era una maravilla. Tenía la suerte de poder acceder a estos escultores, porque, gracias a Venancio Blanco, he llegado a conocerlos. Yo estuve dos años en el estudio de la Calle Cañas. Después, las viudas me han facilitado todo tipo de información. El mayor problema ha sido la bibliografía, porque se dispone de muchos catálogos, pero no he encontrado demasiados textos de referencia que me hayan podido ayudar. Lo que recojo es prácticamente inédito. No ha sido un trabajo fácil, pero sí satisfactorio para mí. Lo considero, también, como un homenaje a un grupo de personas que trabajaron mucho por la escultura en España.
- ¿Por qué edita el libro la Academia de Bellas Artes de Murcia?
- Quien supo ver desde el principio el interés del trabajo fue Martín Páez, subdirector de la Academia. Yo andaba buscando documentación y fue él quien me dijo que habría que publicarlo, porque, además, en él se habla de un miembro de la Academia, que es José Carrillero. El libro es un primer paso para que pueda haber más historiadores del arte interesados por estos seis escultiores, y capaces de profundizar en su obra.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Videos de CULTURA
más videos [+]
CULTURA



Noticias de Cultura

Enlaces de Interés

Vocento
SarenetRSS