El Lorca se encomienda al Artés Carrasco

Pierde el primer partido de la segunda eliminatoriay necesita dos goles para no caer eliminado

PEDRO RE| VILLARREAL
El defensa Pedro Baquero intenta controlar la pelota . / LAS PROVINCIAS/
El defensa Pedro Baquero intenta controlar la pelota . / LAS PROVINCIAS

El Lorca Deportiva sucumbió en el partido de ida de la segunda eliminatoria de la segunda fase de ascenso a Segunda División A. Lo hizo por la mínima ante el segundo equipo del Villarreal, que también aspira a jugar en superior categoría la próxima temporada. El resultado no parece malo después de lo visto a lo largo de los noventa minutos, en un encuentro en donde los lorquinos incluso pudieron encajar más goles. Es un resultado peligroso, pero remontable. El conjunto blanquiazul tendrá que hacer mejor los deberes en su estadio el próximo domingo, porque tiene que ganar por más de dos goles de diferencia para superar la eliminatoria.

Tal y como ocurrió en el anterior encuentro, ante el Marbella, el cuadro de Roberto Aguirre no hizo uno de sus mejores partidos en la presente temporada. Sobre todo en la primera mitad, se vio superado por un Villarreal que entraba como quería en jugadas por las bandas. Es cierto que la defensa comandado por Pedro Vaquero, supo solventar los fallos cometidos en el medio campo y se pudo marchar al descanso sin que se moviera el marcador.

En los primeros minutos se pudo ver a un conjunto local que hacía estragos una y otra vez, pero hasta el minuto 12, no se produjo una jugada digna de mención en el ataque ante la portería defendida por Orlando Quintana. Más que un acierto del fue un fallo de la zaga blanquiazul con un balón que perdió el central Orlando y el delantero Joan Tomás a punto estuvo de batir la portería, su disparo se estrelló en el poste. Los locales seguían creando peligro pero sus delanteros apenas lanzaban a puerta, cuando lo hicieron fue en jugadas donde el balón siempre salía fuera.

Corría el minuto 28, cuando el Lorca pudo adelantarse en el marcador, de hecho, Perona batió al meta Juan Carlos, pero el auxiliar anuló el tanto por fuera de juego. Fue un jarro de agua fría para los aficionados del Lorca Deportiva que se encontraban en el fondo sur. Los locales siempre jugaban el balón desde atrás, ante un Lorca que con sus contínuas pérdidas del esférico apenas creaban peligro de medio campo hacia adelante. El Lorca, es cierto, que a balón parado llegaba en varias ocasiones a la meta de Juan Carlos que no pasó apuros por su buena colocación.

En la recta final de este primer período también fueron los los que pudieron marcharse con ventaja, en un cabezazo de Joan Tomás, que salió fuera por muy poco.

Tras el descanso, fue el Lorca el que mejoró su juego, controló mejor el centro del campo y los locales no profundizaban con tanto peligro. Cuando llegaba el balón al área contraria siempre moría en las botas de Pedero Vaquero, en unas ocasiones y en Orlando, otras. También hay que resaltar el buen encuentro realizado por Vicente Verdejo, que se mostró inaccesible por su banda.

Cuando menos peligro llevaban los locales, llegó el único tanto del partido, fue otra pérdida desde medio del campo que aprovechó Gerard Bordás para batir a Orlando Quintana, de tiro cruzado, que tras dar el balón en el poste, se introdujo en su portería. El equipo de Aguirre pudo empatar en la recta final en un balón de Raponi, que finalmente salió fuera por muy poco. Con los cambios realizados en los minutos finales, terminó el encuentro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos