Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALBACETE - ALICANTE - MURCIA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Cultura

ENRIQUE RUBIO ESCRITOR

El autor murciano retrata el mundo de la tecnología actual, que se desarrolla a través de internet, en su novela 'Tengo una pistola'
26.05.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
«Si escribo algo tiene que ser porque me apasiona el tema»
Enrique Rubio, y su pistola convertida en libro. / LV
Entre 2005 y 2008, Enrique Rubio (Murcia, 1978) ha conseguido cuatro primeros premios literarios: Certamen de Creación Joven Ciudad de Almería, de poesía, y el de Murcia, de narrativa; IV Certamen Jóvenes Talentos Booket y Premios Injuve para la Creación Joven. Diplomado en Psicología, es también un gran aficionado a la ciencia y la música. Editorial Planeta acaba de publicar Tengo una pistola, novela que amplía el relato galardonado con el Premio Booket, en la que explora «con humor, ternura e ironía, las relaciones con el mundo de una generación, que tiene a su alcance todo lo virtual, pero mucho más lejos todo lo real». A Enrique se le considera escritor de «prosa limpia, fácil y precisa».
-Con los estudios de Psicología acabados le da por escribir.
-Me gusta la Psicología pero, cuando estudiaba la carrera, descubrí que no tenía vocación profesional para ejercer como psicólogo. Creo que fue un proceso un poco extraño, porque primero me dio por escribir. Yo había leído libros científicos sobre temas de psicología, pero apenas había leído novelas. Esto empezó hace seis años.
-¿Encontraba dificultad en el lenguaje científico?
-Me gusta el lenguaje más cercano, más espontáneo, que es el que uso en mis escritos.
-Por lo comprobado, a primer premio por año. ¿Quiere decir que escribe muy bien o que tiene buenos padrinos?
-Enchufado, seguro que no, porque no tengo ningún contacto. No he conocido a escritores, ni a gente que se mueva en los ambientes literarios. Yo soy un poco autista, como una isla. Todo ha sido por azar o por no se sabe qué, pero...
-Con esa soledad, los temas de sus relatos le llegan de lo que piensa, que no de lo que le encargan.
-Yo no sabría hacer, si me dicen escríbeme de esto o de aquello. Si escribo algo tiene que ser porque me apasiona ese tema. No sabría escribir como un fabricante de novelas.
-Con esos planteamientos, nunca va estar a disposición de las grandes editoriales, ni va a ganar el Premio Planeta, ni el Nadal...
-Ya, pero entre mis aspiraciones no está ganar esos premios.
-Lo de tengo una pistola, ¿es cuestión de policías y atracadores?
-No. Creo que es una novela de mi generación, muy actual. Creo que es profunda y un poco filosófica. Trata, sobre todo, del mundo de la tecnología. Casi toda se desarrolla a través de internet, un tema que prácticamente no se ha tratado todavía en ninguna otra novela. Podría decir que es el mundo que ve una persona de mi generación. Un chico de veinticinco años que vive en su casa sin salir, y se comunica con el mundo sólo a través de internet. Lo visita a diario un psicólogo, que intenta covencerlo de que tiene que ver y salir.
-Y, ¿cree que, como ha dicho, una novela en torno a su generación también puede ser filosófica?
-Lo que quiero decir es que puede incitar a reflexionar, porque no es una historia simple, al uso novelístico. Los tres temas más importante son la genética, la psicología y la tecnología.
-Pero, si no le gusta la psicología como ejercicio...
-Lo que quiero decir es que no la deseaba como trabajo profesional, aunque me encanta indagarla por mi cuenta.
-¿Cómo le surgió la idea de esta obra?
-Yo sentí como si encontrara unas ideas que eran las puntas de una madeja, de las que empecé a tirar y tirar, y se fueron desarrollando y asociando unas cosas y otras. Antes, supe del Premio Booket, recorté las páginas escritas y las envié. Me salió todo muy fácil.
-¿Como llegó la obra a Planeta?
-A través del relato con el mismo título con el que gané el premio. Conocí al editor y, cuando le dije que estaba ampliando el relato y escribiendo la novela, me dijo que se la enviara cuando la acabara. Parece que le gustó muchísimo y aquí está.
-Le pondría este título para que llamara la atención y sirviera de cebo.
-El título fue casi lo primero que pensé. Me acuerdo de que la novela nació en la cocina, donde estaba yo dando vueltas. Me acordé de un curso que realicé sobre tratamiento cognitivo de la depresión, en el que un psicólogo recordaba anécdotas de sus pacientes. Uno de ellos le contó que había comprado una pistola para suicidarse. El psicólogo llegó a un pacto con él, para realizar un tratamiento, y, en caso de que no mejorase, que hiciera lo que quisiera. Pensé que si todos pudiéramos morir en cualquier momento, acaso también podríamos disfrutar más de la vida. Como si la muerte fuera una terapia.
-¿Tiene usted alguna pistola en su casa? Se lo pregunto por si había pensado suicidarse alguna vez.
-No, no, no, no... Aunque parezca una novela negra, dramática... es más bien supervitalista y muy tierna.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Videos de CULTURA
más videos [+]
CULTURA



Noticias de Cultura

Enlaces de Interés

Vocento
SarenetRSS