La Comunidad dice que autorizó sólo terapias naturales, pero permitió técnicas «regresivas»

J. A. G. | CARTAGENA
José Antonio García, director general de Planificación. / V. V./
José Antonio García, director general de Planificación. / V. V.

La Consejería de Sanidad aseguró a que sólo concedió al doctor Juan José López una autorización para que ofreciera terapias naturales, «porque las regresivas no están admitidas». A través de un portavoz, el departamento sanitario de la Comunidad Autónoma señaló que «nadie puede dar con garantías estas terapias y, por tanto, el Servicio Murciano de Salud no puede ofrecerlas».

El director de los programas nacionales de I+D+I (Investigación, Desarrollo e Innovación) en Salud Mental y Atención Primaria, Mario Araña, consiguió el compromiso de la Consejería de revocar el permiso administrativo tras contactar con dos altos cargos de aquélla: el director general de Planificación y Ordenación Sanitaria, José Antonio García; y la responsable del Servicio de Ordenación y Acreditación Sanitaria y Calidad Asistencia, María Jesús Martínez.

Sanidad admite que ha abierto un expediente al médico del Rosell a raíz de «una llamada de denuncia» de Araña, quien conoció la autorización a raíz de una información de este diario.

Orden del 8 de enero

Hasta ese momento, la Consejería no había detectado ninguna anomalía. «Los servicios técnicos hicieron una visita al local donde se iba a impartir la terapia y comprobaron que todo estaba bien», explicó el citado portavoz oficial, quien insistió en que el permiso de la Consejería se limitaba a permitir tratamientos generales.

Sin embargo, la resolución de Sanidad sobre la consulta, fechada el pasado 8 de enero del 2009, no deja lugar a dudas. En el apartado de Actividad, la Consejería cita de forma expresa la «Terapia Regresiva». Ésta la incluye en el apartado «C.2 Servicios Sanitarios integrados en una organización no sanitaria (U.101 Terapias no convencionales).