Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALBACETE - ALICANTE - MURCIA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Cartagena

Cartageneros en el Callejero Vicente Ezeta

Las dos calles laterales del edificio de Servicios Generales de la Marina son de uso público
18.05.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Ayuntamiento y Armada pleitearon por un callejón
Callejón de Ezeta, en el lateral Este de Servicios Generales. / P. SÁNCHEZ / AGM
L a Muralla del Mar cuenta con dos callejones que delimitan el edificio de los Servicios Generales de la Armada: son el de Ezeta y el de Roselló.
El primero de ellos se encuentra en la parte Este del Palacio de la Intendencia y este callejón quedó formado al edificarse la Escuela de Guardiamarinas y al levantar en él la primera casa Vicente Ezeta.
Sobre la propiedad de esta calle se entablaron varios pleitos entre la Marina y el Municipio quedando terminado el asunto a favor del Ayuntamiento por sentencia del Tribunal Supremo de 31 de enero de 1888.
No existiendo en Cartagena más paseo público que la calle Real, y éste siempre en mal estado como recogía Federico Casal, fue la Muralla del Mar el lugar preferido por los cartageneros por la hermosa perspectiva de que disfrutaban para su solaz y esparcimiento, y era la Muralla del Mar donde se celebraban las fiestas populares, las grandes paradas militares, los conciertos públicos, y donde vivía lo más selecto de la sociedad cartagenera, y en ella se montó una batería de cañones y otra de morteros con las que se hacían salvas en las grandes solemnidades, y se saludaban a los barcos de guerra que entraban en el puerto.
En virtud de la Real Orden de 22 de septiembre de 1781 se hizo el reparto de terrenos de esta parte de la ciudad, el Rey se reservó un espacio de treinta varas de frente para edificar la Academia de Pilotos o Escuela de Navegación, que había de tener por Levante y por Poniente una calle de seis varas de ancho cada una, pero por Real Orden de 13 de abril de 1787, se resolvió destinar este terreno para Cuartel de Caballeros Guardias Marinas y se tomaron treinta varas más de ancho. Los planos de este grandioso edificio fueron trazados por Juan de Villanueva y prestaron también su ayuda los arquitectos e ingenieros Simón Ferrer y Burgos, Simón Torres y José Polo Pavía. El 8 de septiembre de 1810 fue ocupado el inmueble por los Caballeros Guardias Marinas, cuya Academia tuvieron hasta entonces en la plaza de San Agustín, en el edificio conocido más tarde por Mayoría General.
En 1921 se erigió un monumento coronado con una estatua de Cristóbal Colón, obra de Juan Sanmartín y Serra y a la Muralla del Mar, y a virtud sesión de 26 de julio de 1916, el Ayuntamiento había acordado conceder el nombramiento de hijo adoptivo de Cartagena a favor del teniente general Diego Muñoz Cobo, cuyo nombre se había dado a la Muralla el 24 de diciembre de 1915.
En cuanto al callejón de Roselló, como el de Ezeta, quedó formado al construirse el Cuartel de Caballeros Guardias Marinas, ignorándose quien fue este Roselló, cuyo nombre lleva la calleja. También como el de Ezeta, fue objeto de litigios que se resolvieron a favor de la Municipalidad.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios


Noticias de Cartagena

Enlaces de Interés

Vocento
SarenetRSS