Los sindicatos piden una Plan Industrial que despeje el futuro de Ercros

EFE | CARTAGENA

Los sindicatos CCOO y UGT han solicitado a la dirección de Ercros un Plan Industrial que despeje el futuro de la fábrica de producción de fosfatos ubicada en el Valle de Escombreras (Cartagena).

Un portavoz sindical informó de que se han aplazado las movilizaciones que tenían previstas contra el Plan de Ajuste que afectaría a sus 22 empleados hasta que la empresa presente el informe de reorganización de la actividad en todos sus centros en España para afrontar la crisis económica.

La misma fuente señaló que en el caso de Cartagena las intenciones de la empresa son las de despedir a tres de los 22 trabajadores de la plantilla y que el resto, 19 empleados, queden afectados por un expediente de regulación de empleo temporal.

Según la fuente, en el caso de la planta de producción de fosfatos para alimentación animal de Escombreras la producción quedaría reducida a la mitad en periodos alternos de 15 días.

El grupo químico argumenta que la demanda de este tipo de fertilizante está muy por debajo de la producción de la fábrica de Escombreras, que en la actualidad cuenta con un importante 'stock' de producto, lo que le lleva a tomar medidas para reducir costes.

CCOO y UGT creen que la empresa podría presentar la próxima semana el expediente de regulación de empleo, señaló la misma fuente, que reiteró que exigirán a la compañía que presente un Plan Industrial para la viabilidad de la fábrica.

El Plan de Ajuste de Ercros, que se puso en conocimiento de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) afectará a más de un 20 por ciento de los trabajadores de sus factorías en toda España con el objetivo de lograr una reducción de costes de unos 50 millones de euros.

El ajuste podría afectar a más de 400 trabajadores de los que más de la mitad podrían ser despedidos, mientras que el resto quedaría afectado por expedientes de regulación de empleo.

Ercros, con sede social en Barcelona, cuenta con cuatro centros en Cataluña, uno en Valencia, otro en Huelva y dos más en Aranjuez (Madrid) y Cartagena.

Esta última unidad de la empresa Ercros se construyó en Escombreras como parte del compromiso de este grupo empresarial de traslado de su fabrica de Cartagena, en plena crisis industrial de la década de 1990.