Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALBACETE - ALICANTE - MURCIA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Región

27.04.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El Gobierno del PP, víctima o verdugo de los murcianos
El tema de los datos de licitación pública en la Región de Murcia parece en principio poco atractivo, pero cuando de lo que se trata es de determinar si existe o no base para el victimismo habitual en la derecha, y de ver qué está haciendo cada Administración para contratar nuevas inversiones en la Región, merece la pena hacer el esfuerzo de aproximarse a estos datos. Máxime cuando la licitar es ofrecer un precio por un servicio que, es este caso, lleva aparejada la creación de empleo público y, por tanto, de riqueza, en una situación económica tan dura para miles de ciudadanos como la actual. No oculto que, como médica de profesión, el baile de cifras y porcentajes que tiende a acompañar a estas cuestiones me resulta ajeno, así es que les propongo andar mi camino con ustedes para intentar entender de qué hablamos.
Las cifras de la organización patronal Seopan que los constructores murcianos pusieron sobre la mesa la semana pasada son, en principio, claras: el Estado licitó (abrió el procedimiento para contratar) obras por valor de 542 millones de euros para la Región en 2008, mientras que la Comunidad lo hizo por menos de 209 y los ayuntamientos otros 230 millones.
La primera tentación es compararlas entre sí: el Estado invierte en la Región más que Comunidad y ayuntamientos juntos, lo que de entrada choca a los oídos acostumbrados al soniquete de «Zapatero nos trata mal». Esta comparación conviene hacerla en el resto del territorio español, para comprobar que sólo en otras 4 de las 16 comunidades restantes (Aragón, Castilla y León, Comunidad Valenciana y La Rioja, lo que a primera vista no parece una muestra sesgada políticamente) ocurre lo mismo, lo que confirma esta primera impresión de que si alguien trata mal a los ciudadanos de la Región no es, precisamente, el Gobierno de España.
Pero sigamos analizando los datos. Las informaciones publicadas hace unos días obviaban el cálculo anterior y se centraban en la comparación con las mismas magnitudes del año anterior, donde todas han sufrido reducciones importantes. Es cierto que la del Estado baja menos (26 por ciento) que la de la Comunidad (30) y la de los ayuntamientos (34), pero en cualquier caso parece preocupante esta evolución aparentemente similar. Como suele ocurrir, las historias contadas a medias no son un buen reflejo de la realidad. Y la realidad en cada caso es muy dispar. Si nos centramos en Comunidad y Estado, para no extendernos más de lo necesario, observamos historias muy diferentes: el Estado nunca había licitado por encima de 300 millones de euros al año en la Región, y en 2007 la cifra subió hasta los 720 millones, un espectacular 160 por ciento de crecimiento. Parece lógico que esa situación extraordinaria haya sido transitoria, y los 542 millones de 2008, desde esa perspectiva más amplia no están nada mal. La evolución de la Comunidad es muy distinta, y si 2007 ya era un año regularcillo, 2008 ha sido directamente de pena.
Yo no termino de quedar convencida con esto de comparar nuestras cifras de hoy con las de ayer, y creo que siempre es conveniente echar un vistazo alrededor a ver qué tal nos va. En 2008 el Estado invirtió de media 337 euros por español, y las Comunidades Autónomas de media otros 282 millones. En la Región de Murcia, las cifras respectivamente son 380 y 146; es decir, el Estado nos ha tratado mejor que al resto de españoles, mientras que el Gobierno del Partido Popular en la Región ha invertido casi la mitad que las demás comunidades. Creo que esa es la comparación más relevante, y que el gráfico adjunto la aclara bastante. Y si miramos 2007, el Estado como ya hemos dicho nos trató muy bien, 543 euros por murciano (un 50 por ciento más que la media nacional), mientras que nuestra Comunidad, la que siempre pretende ser la víctima, sólo invirtió 214 euros por murciano.
Perdonen la indigestión de euros y porcentajes, pero es necesaria para conocer la realidad de los datos, y además esa licitación de 2008 son las obras que tienen que empezar ahora. A mí este paseo por los datos me ha servido para sacar una conclusión clara sobre quién maltrata a los murcianos y a las murcianas yendo de mal a peor en el peor momento posible.
responsable de Economía y Presupuestos del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea Regional.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios


Noticias de la Región de Murcia

Enlaces de Interés

Vocento
SarenetRSS