Arrinconado por ser niño

El cartagenero Santiago Rodríguez, de 11 años, recurre al Ministerio de Igualdad para que la Federación Española de Gimasia Rítmica le permita competir a nivel nacional como a sus compañeras de toda la Región

FRANCISCO J. MOYA| CARTAGENA
El valenciano Rubén Orihuela, campeón de España y primer gimnasta de rítmica que denunció su situación, durante un ejercicio. / LAS PROVINCIAS  El gimnasta cartagenero Santiago Rodríguez, de 11 años, muestra sus habilidades  antes de un entrenamiento. PABLO SÁNCHEZ / AGM/
El valenciano Rubén Orihuela, campeón de España y primer gimnasta de rítmica que denunció su situación, durante un ejercicio. / LAS PROVINCIAS El gimnasta cartagenero Santiago Rodríguez, de 11 años, muestra sus habilidades antes de un entrenamiento. PABLO SÁNCHEZ / AGM

Marginado por ser niño. En 2009. En Cartagena. En España. Su problema es ser él. No ella. El cartagenero Santiago Rodríguez, de 11 años, dibuja unas piruetas bellísimas, que para sí quisieran la mayoría de sus compañeras en el Club Rítmica Cartagena. Es el orgullo y estandarte de esta modestas entidad cartagenera, cuyo escudo, -así como la bandera de la federación murciana de gimnasia- ha defendido con bastante éxito por pabellones de toda España en los últimos cuatro años.

Es paradójico. Aún recientes los fastos del Día de la Mujer, la gimnasia nacional se atreve a discriminar a un niño por el simple hecho de ser niño. Al menos, el Ministerio de Igualdad que dirige Bibiana Aido ha actuado con rapidez y, de momento, ha garantizado que Rodríguez (el único gimnasta masculino de rítmica de la Región), al igual que los otros 15 chicos del resto de España que participan en competiciones nacionales, sigan haciéndolo durante este año 2009, aunque la Federación Española de Gimnasia se niega a que lo hagan junto a las niñas y, en ningún caso, garantiza que los niños compitan el próximo año.

Pero, ¿cuál es la película de los hechos? En 2005 la Federación Española permitió competir a los varones a nivel nacional porque la normativa internacional tenía un vacío legislativo. A eso se agarró el Club Rítmica Cartagena para que Santiago Rodríguez, entrenado por Anabel Martínez, comenzara a adquirir experiencia competitiva sobre el tapiz. En aquel momento los gimnastas -encabezados por el valenciano Rubén Orihuela, ahora campeón de España con 21 años- demandaban igualdad, ya que existía un margen muy pequeño para que ellos pudieran acceder a los torneos nacionales.

Cada Comunidad Autónoma podía aportar a la competición nacional un máximo de diez gimnastas femeninas y dos de categoría open, en la que entraban los varones y las extranjeras. Eso significaba que en ocasiones ningún chico era convocado porque los puestos los ocupaban dos chicas de otros países.

Las cosas siempre han pintado mal para los pocos chicos que durante los últimos años se han atrevido a intentar hacerse un hueco en un deporte donde las niñas son mayoría. Pero todo empeoró para Santiago Rodríguez hace un par de meses, cuando la Federación Española que dirige Antonio Esteban decretó en su nueva normativa para el ciclo olímpico 2009-12 que la categoría open quedaba cerrada sólo para mujeres y que los hombres no podían volver a participar en ningún evento de categoría nacional. En Cartagena, esta normativa se entendió como un veto inaceptable.

Solución temporal

El Club Rítmica Cartagena recurrió a la Federación Murciana y, de la mano de algunos clubes valencianos, se movieron rápido, solicitando la intermediación de la ministra de Igualdad, Bibiana Aido, quien presionó al consejo Superior de Deportes para que buscara una solución. Al final, la Federación Española ha dado marcha atrás y ha creado una categoría sólo para hombres para este año 2009.

El máximo dirigente de la Española, Antonio Esteban cuenta que es algo inédito y que «nuestro país va a ser pionero en esta modalidad», puesto que es el único país del mundo en el que, por el momento, los chicos van a tener su máximo campeonato nacional.

Pero ojo: esta medida puede tener trampa, ya que sólo afecta a la actual temporada y marca un precedente: los chicos no volverán a competir con las chicas, tal y como sucedía hasta ahora. Es lo que deseaba Santiago Rodríguez, quien al menos podrá seguir agarrado a su sueño.

«Es una buena noticia. Al menos, se ha creado el Campeonato de España masculino y tanto Santiago como el resto de chicos podrán seguir comptiendo. Es lo que se pedía, ya que otras modalidades de esta federación, como gimnasia artística, aerobic o trampolín ya tienen su categoría de hombres. La carta a la ministra ha tenido su efecto y hemos conseguido salvar esta situación», cuenta la presidenta del Club Rítmica Cartagena, Francisca Martínez, quien añade que Santiago Rodríguez entrena tres horas diarias y que es el único niño de la Región que compite al más alto nivel. Hay otros diez niños murcianos participando en ligas escolares.

Mientras, Nuria Sánchez, presidenta de la federación murciana de gimnasia, es más prudente e indica que «la política de la española es restringir la participación masculina en la gimnasia rítmica. En la murciana hemos luchado para que los hombres sí pudieran participar en una propia categoría, ya que entendemos que no puedan hacerlo mezclados con mujeres, ya que es algo que no ocurre en ninguna modalidad de la federación de gimnasia».

Vetados fuera

En la federación española andan un poco perdidos. «A primeros de año me reuní con Jaime Lissavetzky (secretario de Estado para el Deporte), y me comentó que crear una categoría de hombres no interrumpía ninguna de sus políticas. Contamos con el apoyo del Consejo Superior de Deportes, aunque hay que dejar claro que los chicos no podrán competir fuera de nuestras fronteras», dice Antonio Esteban, presidente de la española.

El problema es que la Federación Internacional (FIG) hace caso omiso a las demandas de la española porque no existen gimnastas masculinos en el resto de países. Por eso, es un tema que no preocupa fuera de España. Aquí, de momento, amaina el temporal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos