Detenido el director de la empresa municipal de limpieza de Lorca por supuesto fraude

Gil Eguino fue detenido horas después de su despido disciplinario de Limusa por parte del Consejo de Administración, que adoptó esta decisión en una reunión extraordinaria en la que fue acusado de faltas muy graves contra el convenio colectivo

PILAR WALS AGENCIAS | LORCA
Francisco Gil Eguino/
Francisco Gil Eguino

Agentes de la Policía Nacional detuvieron a primera hora de la mañana en su domicilio al director de la empresa municipal de limpieza de Lorca "Limusa", Francisco Gil Eguino, como supuesto autor de un delito de fraude, según informaron a Efe fuentes de la investigación.

Gil Eguino fue detenido horas después de su despido disciplinario de Limusa por parte del Consejo de Administración, que adoptó esta decisión en una reunión extraordinaria en la que fue acusado de faltas muy graves contra el convenio colectivo, entre otras la de fraude y realizar grabaciones clandestinas de conversaciones de los empleados que usó en un juicio contra la empresa pública.

Las oficinas centrales de Limusa han sido registras esta mañana por agentes de la Policía judicial adscrita a la comisaría de Lorca, de dónde se han llevado abundante documentación. En las instalaciones se encontraba el gerente, Santos González, que es quien ha recibido la orden de registro.

El registro se inició pasadas las 8,30 de la mañana. A esa misma hora, otras unidades se adentraban en la vivienda que el director de Limusa tiene en el centro de la ciudad.

El registro en la sede de Limusa continúa a esta hora.

El detenido ha sido trasladado poco después de las 13 horas a una vivienda de segunda residencia de su propiedad en la pedanía de Purias, donde también ha comenzado un registro judicial, después de que se realizara otro en su domicilio del casco urbano de Lorca.

Gil llegó a la casa de Purias en el segundo de una comitiva de tres coches policiales camuflados y se sorprendió al ver a los medios de comunicación que esperaban su llegada.

Desde entonces permanece en el interior de la vivienda, que antes de su llegada estaba vigilada por un coche policial camuflado que impedía el acceso a la finca.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número Cuatro de Lorca es competente en el caso y los agentes judiciales y los policías nacionales se mantienen, junto a los trabajadores de la empresa en el interior de la sede.

La investigación judicial, en la que está personado el ayuntamiento, se inició hace varios meses tras la denuncia de un trabajador de Limusa que acusó a Gil de acoso laboral y que ofreció información al juzgado que acreditaba que el ex director usaba la infraestructura de la empresa pública para negocios particulares.

Su despido disciplinario se produjo ayer por vulnerar "con faltas graves" varios artículos del convenio colectivo.

El concejal de Empresas Municipales, Melchor Morales, compareció ayer en una rueda de prensa tras la celebración del consejo en la que explicó que el ayuntamiento ha ejercicio, con este despido, su "responsabilidad", tras demostrar el incumplimiento que Gil realizó del convenio colectivo "en varios aspectos".

Morales subrayó ayer que el despido se basa "en hechos probados", entre los que citó "fraude, deslealtad, abuso de confianza, violación del secreto de la correspondencia y documentos reservados de la empresa, abuso de autoridad y faltas de respeto a compañeros y subordinados".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos