Iván Alonso se marcha dolido con Trujillo

El delantero tuvo que comprometerse a pagar cerca de 60.000 euros para lograr su salida. Existe una cláusula que obliga al Espanyol a pagar al Murcia el 10% de una posible venta

M. S. BREIS | MURCIA
Iván Alonso celebra un gol con furia. /GUILLERMO CARRIÓN / AGM/
Iván Alonso celebra un gol con furia. /GUILLERMO CARRIÓN / AGM

Iván Alonso está de vuelta en Murcia. Pero no porque su fichaje por el RCD Espanyol se haya ido al traste, sino porque una vez pasado el pertinente reconocimiento médico y estampada su firma como nuevo integrante del plantel blanquiazul cogió un nuevo vuelo que le trasladó a la que ha sido su casa durante los últimos años.

Regresó a Murcia feliz por la nueva aventura profesional que acomete, agradecido a los consejeros murcianos por el esfuerzo realizado para que el fichaje saliera hacia delante, y dolido, muy dolido por la actuación de los dueños madrileños del Real Murcia.

El uruguayo no quiere entrar en excesivas valoraciones, pero asegura que «el viernes fue un día muy duro. Algunas cosas que sucedieron son difíciles de entender, pero lo importante es que al final se cerró una operación que es buena para el club y para mí, ya que no quiero ser hipócrita en este asunto».

Día duro

Lo cierto es que el delantero llegó a Nueva Condomina el viernes cerca de las dos de la tarde y no se marchó hasta pasadas las diez de la noche, lo que le hizo perder un vuelo a primera hora de la tarde y otro a última hora. Iván Alonso lo pasó mal e, incluso, tuvo que comprometerse a pagar 50.000 euros más iva para conseguir que Rafael Trujillo, el interlocutor válido de Juan Manuel Trujillo desde Madrid, diera el visto bueno al traspaso.

«No quiero hablar mucho de este tema. Estoy muy agradecido a Juan Guillamón, Manolo Álvarez, Del Río y Franco, pero no puedo decir lo mismo de los consejeros de Madrid. Es un tema que lo explicaré en una rueda de prensa que quiero dar para despedir de la gente de Murcia que tan bien se ha portado conmigo durante los años que he sido jugador del Real Murcia».

Otra cláusula que consideraron necesaria imponer desde Madrid fue que el Espanyol de Barcelona se comprometiera a abonar al Real Murcia un diez por ciento en un hipotético traspaso del delantero mientras que sea jugador espanyolista. Dato interesante si el futbolista tuviera 20 años.

El uruguayo tenía previsto acudir a Nueva Condomina para ver en directo el partido que sus ya ex compañeros disputaron contra el Rayo Vallecano, ya que tenía billete de vuelta de avión a las tres de la tarde, pero un retraso a la hora de pasar las pruebas médicas le impidieron cumplir con sus deseo.

Iván Alonso comenzó el día bien temprano, ya que a las ocho de la mañana tomó un avión junto a su padre que le trasladó a la Ciudad Condal. Tras cumplir con todos los requisitos que le convertían en nuevo jugador espanyolista acudió a casa de unos amigos personales con los que estuvo hasta la hora de su regreso a Murcia. Lugar en el que siguió la derrota del Real Murcia.

En Barcelona se mostró agradecido al Real Murcia, equipo «del que siempre guardaré entre mis mejores recuerdos». Destacó que espera aportar a su nuevo equipo «trabajo, sacrificio y hacer un buen vestuario. Tengo una media de 10 goles y llevo nueve años en España. Conozco bastante bien la Liga española». IvánAlonso también señaló que el Espanyol es un equipo «importantísimo» y que cuenta con grandes futbolistas: «Tiene una buena plantilla y teniendo en cuenta los jugadores que hay, no merece estar en esta situación aunque ya se sabe que esto es fútbol».

Ogbeche no quiso fichar

La salida de Iván Alonso no conlleva la llegada de Ogbeche, jugador del Real Valladolid. En un principio se había especulado con la posibilidad de que el atacante recalará en el Real Murcia hasta el final de la temporada, pero lo cierto es que el jugador no mostró ningún interés, ya que desde las diez de la mañana tuvo la oportunidad de firmar un contrato que pasadas las doce de la noche se convirtió en papel mojado. Ogbeche se lo pierde.

Fotos

Vídeos