«Yo he llorado por el Real Murcia

«Si a Pardo Cano le hubieran ayudado como a éstos, el Murcia sería un club de Primera»

JUAN IGNACIO DE IBARRA| MURCIA

- ¿ Y ahora?

--Definitivamente, en Murcia.

--¿Para siempre?

--Esa es mi intención. Me lo han pedido mi mujer y mis hijos. Y como yo aquí me encuentro de maravilla, ha trasladado el negocio.

Me enseña su tarjeta: . .

--¿Y esto….?

--Me he traído la maquinaria. Me iba muy bien en Sevilla, pero mi mujer no hace más que pedirme que me venga. Y como andaba a base de viajes porque la vista del amo engorda el caballo, me he traído la maquinaria.

--O sea, el caballo.

(Sonríe. Veinticinco años después, Andrés Ramírez habla del Real Murcia como de algo suyo.)

--Pero tú estuviste en otros equipos...

--Estuve en los juveniles del Betis y haciendo la en San Fernando casi me obligaron a jugar en el equipo de la Isla. Luego, Eusebio Ríos me llevó al Huelva y, estando en el Barcelona, me pidió para el Valladolid, con el que ascendimos. Después acepté ir al Zaragoza, que tenía un equipazo con Valdano, Señor y tantos otros y, por último, Ríos me reclamó para el Murcia.

--Y de todos esos equipos, ¿cuál es el tuyo?

--Yo les deseo lo mejor a todos, pero mi equipo es el Real Murcia.

--¿Lo dices para darme en el gusto?

--Lo digo porque es verdad. El Murcia me ha dado mucho y Murcia también. De aquí es mi mujer y dos de mis hijos.

--Pero en el Barcelona fuiste campeón de la Recopa…

--Sí- Y bien que lo recuerdan allí, que se han portado de maravilla conmigo, y que nos rindieron homenaje al cumplirse los 25 años de ese título europeo. Yo, del Barcelona, solo puedo decir cosas buenas, pero el Murcia… Yo he llorado por el Murcia.

--Cuéntamelo.

--He llorado de dolor físico y de pena. Yo presumo de haber jugado en el mejor Murcia que se recuerda y si descendimos fue porque tuvimos la peor suerte del mundo, con muchas lesiones graves, entre ellos, la mía. Yo jugué en el Murcia hasta con los ligamentos rotos.

--¿Pudo aquello provocar tu retirada?

--En cierto modo, sí. Pero yo lo doy todo por bien empleado porque, además, viví la edad de oro del Murcia. Teníamos un equipazo, y teníamos la mejor directiva de todos los tiempos. Con don José Pardo Cano -eso sí que era un presidente- y con hombres de la talla de Juan Valverde y Joaquín Sánchez Rex y tantos otros. Era una directiva magnífica y un club que funcionaba como una gran familia. Por eso conseguimos la mejor clasificación de todos los tiempos. Y sólo las lesiones nos apearon de Primera….

-¿Recuerdas aquel equipo?

--¡Cómo no! Para empezar, en la portería, teníamos tres porterazos como Cervantes, Albaladejo y Mora. En defensa, Manu Núñez, por el centro, Vidaña e Higinio, con Sierra a la izquierda. En el centro del campo, mi compadre López, con Guina, Del Barrio o Santi y delante, conmigo, Figueroa y Moyano, sin olvidar a Sebas, Sánchez, Herrero… . Aquella era una extraordinaria plantilla.

--Hay quien dice que la mejor de todos los tiempos…

--Yo no he conocido en Murcia otra mejor.

Hace una pausa. Se duele con la actualidad.

--¡Qué diferencia! ¡Qué amor al club! Los directivos, la afición. Todo era magnífico. Lástima que aquella directiva no tuviera el apoyo que ha tenido la de los últimos tiempos. Con este magnífico estadio, estas circunstancias y la ayuda que han recibido otros, aquellos hombre nos habrían hecho, de verdad, un equipo de Primera. Estoy seguro de que habríamos estado en la parte arriba de la tabla y con posibilidades europeas.

(Se acalora, cambia el ritmo, toma carrerilla y se lanza, como en aquellos tiempos en los que marcaba goles preciosos. Le recuerdo goleando en Sarriá el tanto del empate, cerrando un 4-1 al Mallorca, al Mallorca, empatándole al Sevilla…)

--Hasta de cabeza, como cuando empatamos en el campo del Atlético de Madrid. Fuimos el equipo que aguantó más jornadas imbatido al comienzo de la temporada, en Primera.

Andrés Ramírez fue un jugador excepcional. Para mí, uno de los mejorasen la historia del Murcia. Era el hombre que corría con el balón pegado a la bota.

--Pero me dieron muchas patadas. Me lesionaron mucho.

Cuando me habla del trato exquisito que recibe del Barcelona, me sugiere preguntarle:

--¿Y el Murcia?

--El Murcia, ¿qué?

--¿Cómo te trata?

--Me ha invitado a la cena del Centenario.

--¿Y qué más?

--Nada. Es mi club, pero no lo parece. Este Real Murcia no es como aquel. Queremos que sea nuestro Real Murcia, pero no lo parece.

Andrés está casado, en segundas nupcias, con una murciana.

--Mi primera boda fue de chaval. Pero aquello no marchó bien. Y luego, bueno, conocí aquí, en Murcia, a una mujer extraordinaria con la que vivo veinticinco años. A los veinticuatro de vida en común, y con dos hijos, le pedí que se casara conmigo. Y me aceptó. De eso hace un año.Y no quieras saber cómo la admiro por la capacidad que tiene como madre y como esposa.

Tiene un hijo al que le gusta el fútbol.

--¿Será profesional?

--No lo creo. Verás, a él le gusta el fútbol y tiene un físico extraordinario. Pero para esto hace falta algo más. Hay que tener unas condiciones de nacimiento. Para ser bueno, o muy bueno en cualquier actividad, tiene que venirte desde que naces. Y en esto del fútbol hay cosas que no se aprenden. O naces con ellas o, por más que te esfuerces, no las tienes nunca.

Hablamos una y otra vez del Murcia. Y me dice:

--Yo quiero presumir por ahí de mi equipo. Y no puedo. Es increíble que con esta afición y las posibilidades que tiene Murcia y con la ayuda que el club ha recibido de las autoridades, podamos estar en esta situación. La verdad es que cuesta mucho entender.

1.- Sonido más agradable.

- El llanto de mi hijo cuando era pequeño.

2.- Sonido que más le irrita.

- El insulto deportivo.

3.- Palabra preferida.

- «Te quiero».

4.- Palabra que repudia.

- Las de carácter ofensivo.

5.- Frase o taco preferido.

- «La puta que te parió».

6.- ¿Música, teatro, televisión…?

- Todos los deportes.

7.- Otro trabajo que no sea el suyo.

- Ingeniería y manualidades.

8.- Un nombre de mujer

- Claudia.

9.- Una ciudad que no sea Murcia.

- Sevilla.

10.- ¿Qué pediría a Dios o a los Reyes Magos?

- Salud para mí, los míos y paz para todos.

11.- ¿A quién admira?

- A quien es el mejor en lo suyo.

12.- ¿Qué te gustaría que te dijera Dios cuando vayas al Cielo?

- ¡Hombre! Lo podías haber hecho mejor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos